Para qué luchar por un espacio en canales de retail si un auto basta para convertirlo en un punto de venta. Es el caso de MINI, que en esta ocasión convirtió 10 de sus vehículos en originales tiendas móviles.

Más notas relacionadas:
Mini y su campaña gráfica vs el uso del celular al manejar
Increíble campaña personalizada de Mini Cooper
Ambient Marketing: Sumergen MINI en un acuario

En términos reales, y bajo la perspectiva de esta marca automotriz, ¿quién necesita un showroom si tienes una tienda móvil que puede llegar a cualquier punto de la ciudad? Esta fue la lógica que utilizó la agencia DDB Parí­s para la última campaña de la marca en Francia llamada The MINI store.

Se trata de una marca creativa y popular en toda Europa, que tiene la capacidad de conectarse con las personas a un nivel emocional, creando experiencia de marca. Si lo dudan sólo basta echar un vistazo a sus campañas anteriores.

En vez de tener su producto encerrado en una sala de exhibición, MINI decidió llevarlo a las calles, ofrecer viajes gratis a las personas y promocionarse de la mejor manera posible: con experiencia de marca.

Las personas no tienen que dejar sus ocupaciones para apreciar las caracterí­sticas de un MINI, pueden manejarlo y además comprarlo en el momento. La marca anunció la apertura de 10 nuevas tiendas con antelación para crear awareness y sorprendió a los parisinos con estas originales tiendas móviles.

mini-store

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL