btlabril.jpg

El teléfono celular dejó ser un artí­culo para hacer y recibir llamadas, ahora es un medio más, que utilizan las marcas para tener un contacto directo con el consumidor.

Los mercadólogos tiene años tratando de encontrar cuál es la forma más impactante de tener un contacto con los consumidores, piensan en los grandes medios masivos, como la televisión y la radio, pero ninguno de ellos es personal y directo. Cada dí­a se inventan (y reinventan) novedosas formas de acercamiento con el público, algunas funcionas, otras son moda y otras ni siquiera salen a la luz por la falta de creatividad y de practicidad.

Todas las actividades de mercadotecnia y medio que se utilizan para llevarlas a cabo, tienen ventajas y desventajas, no todas son capaces de cubrir un número importante de sectores en la población, algunas son capaces de atender a nichos especí­ficos, pero las marcas quieren más, desean tener la posibilidad de realizar un mensaje único a muchas personas, hablarles de manera individual, tener un contacto directo y la atención por completo de ellos la momento de esta realizando su mensaje.

El teléfono celular ofrece todas esas alternativas de acercamiento y comunicación que las marcas buscan, es una herramienta personal que en México tiene poco más de 68 millones de lí­neas activas, y la expectativa es que siga creciendo, los mexicanos ocupan el tercer lugar en el ámbito mundial en el uso de aplicaciones del teléfono, sólo detrás de Gran Bretaña y la India. Y por si fuera poco, existe un pánico inexplicable en las personas, cuando el celular se extraví­a u olvida en algún lugar.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL