Las personas que integran la generación X, de iniciar su vida laboral jóvenes, hoy en día tienen la seguridad de que, al retirarse, podrán recibir una pensión vitalicia, es decir, un monto determinado de dinero que percibirán hasta el día de su fallecimiento, la cual incluso es susceptible de heredarse por algún beneficiario. No obstante, para la generación millennial y posteriores a ella una pensión ya no figura en lo absoluto, pues en su lugar está una Afore.

De acuerdo con la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar), una Afore es una institución que administra el fondo para el retiro de cada trabajador, similar a un banco, la cual se dedica exclusivamente a invertir, administrar y resguardar las aportaciones voluntarias, así como las realizadas por patrones y gobierno.

Según datos de la Consar, la generación Afore, es decir, la conformada por empleados que iniciaron su vida laboral luego del 1 de julio de 1997, podría recibir al retirarse menos de 4,000 pesos al mes, esto debido a las condiciones laborales actuales que, en ocasiones, impiden una aportación voluntaria constante, dado que muchas empresas ya no ofrecen seguro social, lo cual hace que dichas aportaciones se compliquen.

Datos de este organismo federal muestran que, de no aportar nada durante la etapa laboral activa, una persona podría estar recibiendo, en promedio, 3,514 pesos cada 30 días; mientras que de aportar 896 pesos al mes, ese trabajador estaría percibiendo alrededor de 7,360 pesos mensuales.

En febrero de 2019, Dinero en Imagen publicó una lista en donde se muestra qué afores son las que ofrecen un mayor rendimiento, a personas de 36 años o menos (Siefore básica 4). Profuturo, Sura y Coppel fueron las 3 con un mayor rendimiento neto al registrar 8.26, 7.43 y 6.51 por ciento, respectivamente, además de una comisión de 1.02, 1.02 y 1.08 por ciento.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL