En la ante sala de una comida de negocios con un gran amigo y en un excelente lugar para comer, me tope con un personaje muy singular: Mi mesero o Dependiente de Comedor.

Más columnas de Roberto González:
Lenguaje corporal que vende
5 tips para cautivar a tus shoppers
10 razones de por qué debes invertir en tu equipo
Shopper Intelligence para emprendedores

Durante el tiempo que esperé a mi gran amigo, tuve la oportunidad de charlar con otro nuevo gran amigo, Juan Carlos Ayala. Conversar sobre la importancia de ser atendido de una manera especial y lograr que su día fuera exitoso.

Dicha conversación fue de lo más interesante al conocer por parte de Juan todos los puntos que como un profesional él revisa día a día para llegar al éxito o mejor dicho, llegar a su cuota de venta que le exigen en tan afamado lugar. Sin duda, puntos tan importantes, como el desarrollo del Servicio a Clientes en un ejercicio de venta directa.

Al preguntarle sobre que me recomendaba el ser exitoso en su profesión, me comento: -“mire para tener un buen día debo de partir de dos grandes puntos: Lo que tengo y lo que hago”-

Para la sección “lo que tengo” enlisto los siguientes puntos:

1. Capacitación constante. “Sobre los productos que vendemos y hacen en la cocina, que novedades hay, todo sirve para vender mejor”.

2. Un plan para vender mas en cada ticket o comanda. “Así sabemos qué y cuánto tenemos que vender”.

3. Juntas previas al servicio. “Siempre tener una para revisar nuestras fallas del día anterior”.

4. Conocer todos los productos. “Por ejemplo los vinos y como podemos maridar con la comida que ofrecemos en el menú”.

5. Tener siempre caliente la comida. “Siempre la comida sabe mejor calientita, por lo cual si en la cocina sale fría, la regreso para que mi cliente no me reclame y siempre este contento”.

6. Generar un buen ambiente para el cliente. “Debemos de cuidar todos los detalles, como la música, que deje platicar a las personas”.

7. Estar atento a las promociones; innovaciones, y nuevas opciones que hay. “De esta manera podemos vender mejor y complacer al Cliente con mejores propuestas”.

Para la sección de “lo que hago” nos comento la siguiente lista:

8. La apariencia siempre es importante. “¿No te gustaría que te atendiera todo sucio y con mala imagen no?”.
9. El lenguaje es importante. “Debo saber cómo hablarle qué decirle y sobre todo qué palabras usar para que se le antojen todos los platillos que vienen en el menú. Desde la botana, un mezcalito ahora que esta de moda y ¡lo que sigue!”.
10. Conociendo nuestros productos. “Me gusta probar lo que vendo, para dar una mejor referencia de lo que vendo, por lo menos pregunto mucho para saber como saben los platillos”.
11. Saber quién es la persona que atiendo. “Para nosotros es muy importante saber a quién atiendo”.
12. Preguntar constantemente. “Es muy importante saber cómo se siente el Cliente y cómo disfruta el plato, para seguir recomendándole algo más”.
13. Saber que y cuando vender. “Siempre estoy viendo como van, para poder incrementar mi cuota con un postre, digestivo, etc. La idea es venderle más”.
14. Finalmente el adiós. “El acompañar todo el tiempo a tu cliente es muy importante, por lo cual debemos siempre estar ahí, y al final despedirlo cordialmente para que regrese, ese, a la larga, te da muy buenas propinas”.

Pareciera que todos estos puntos parten de una estrategia de ventas y mercadeo, en el cual no somos ajenos a este tipo de profesión. El tener un buen servicio, un buen proceso y sobre todo un buen producto es la manera de cómo podemos ganar terreno con nuestros Clientes y como podemos verdaderamente llegar al éxito.

Grandes restaurantes lo saben y gran parte de su éxito, no radica solamente en las manos que elaboran los platillos, sino en la conjunción de todos los puntos tocados y sobre todo platicados por un gran integrante, y que en muchas ocasiones la cadena de valor de la marca no se preocupa; es decir la persona que siempre te dirá que comer: tu mesero.

Y ¿tú? ¿Cómo construyes tu imagen?

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL