Solo 2 de cada 10 mexicanos que se identifican como moreno, muy moreno o negro, ocupa puestos importantes en una compañía, de acuerdo con la Encuesta Nacional de Discriminación (Enadis), difundida por el Inegi. El tono de la piel en el país es definitivo como motivo para ser discriminado y esto se repite en el mundo. Una de las compañías que está combatiendo esto es Johnson & Johnson.

La firma internacional ideó la manera de protestas contra el racismo, por medio del lanzamiento de curitas de diferentes colores de piel y la anunció por medio de Instagram bajo la leyenda: “Te oímos, te vemos, te estamos escuchando”.

Próximamente habrá una gama de banditas en tonos claros, medios y marrón para  diversos tonos de piel desde Band-Aid, para “solidarizamos con nuestros colegas, colaboradores y comunidad negros en la lucha contra el racismo, la violencia y la injusticia. Estamos comprometidos a tomar medidas para crear un cambio tangible para la comunidad negra”.

Agregaron que también harán una donación a la causa Black Lives Matter. En declaraciones a la cadena CNN, un portavoz especificó que donará 100 mil dólares, una cifra que se suma a los 10 millones de dólares que donará en total Johnson & Johnson para luchar contra el racismo.

Otra marca que ha enternecido con su acción pro diversidad, es Crayola, que lanzó una colección llamada “Colores del mundo”, que cuenta con 24 tonos de colores básicos para la piel, desde nude o café, para poder dibujar a todas las personas del mundo, enseñando a los niños que existen diferentes tonos, pero que ninguno es incorrecto.

Este tipo de acciones sociales son fundamentales para las compañías, reditúan en su valor y reputación de marca.

Según la Encuesta Mundial de Clientes iProspect de 2019, el 98 por ciento de los especialistas en marketing creen que el papel de las marcas es ser socialmente activo.

Te recomendamos: 

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL