• Son cada vez más las marcas que trafican y sacan provecho de la información de los usuarios.

  • De acuerdo a un reporte realizado por BizReport, los consumidores se han hecho más reacios a a compartir sus datos. Según este estudio el 60 por ciento de los consumidores cree que las empresas nunca deben acceder a los datos de los clientes.

  • Un tribunal de California acusó a Instagram de sustraer y utilizar a su conveniencia datos de usuarios.

Ahora que todo el mundo físico se ha volcado al digital, los datos de usuarios son los que han quedado en medio, al intemperie. Son cada vez más las marcas que trafican y sacan provecho de la información de los usuarios.

Es una realidad que los usuarios también entregan más información a las plataformas , datos sensibles que van desde temas de seguridad, datos personales, como tarjetas de crédito y de navegación.

De acuerdo a un reporte realizado por BizReport, los consumidores se han hecho más reacios a a compartir sus datos. Según este estudio el 60 por ciento de los consumidores cree que las empresas nunca deben acceder a los datos de los clientes, y el 29 por ciento considera que solo se debe hacer en casos de peligro.

Como explicó la empresa desarrolladora de la encuesta: “Aunque los consumidores  no se paran a pensar sobre la compleja estructura informática de empresas y organizaciones o como estas gestionan los datos personales, sí se espera que estén usando las últimas tecnologías para asegurar sus seguridad”.

Según este reporte la mitad de los encuestados no confían en ninguna empresa en lo que respecta a sus datos personales. Esta reacción es casi natural luego de ver acciones como las de Facebook y más recientemente Instagram.

Instagram bajo demanda

De acuerdo a información de Bloomberg la aplicación, que pertenece al grupo de Mark Zuckerberg, está en problemas legales. Según reporta el mismo portal, anteriormente la compañía se vio obligada a pagar aproximadamente 650 millones de dólares para resolver dicha demanda.

En esta última demanda se acusaba a la plataforma de sustraer de manera ilegal información de los usuarios, entre ellos, datos biométricos a través de una herramienta de etiquetado de fotos, proporcionada por los mismo usuarios.

También puedes leer:

Nueva demanda

Ahora estos problemas se han renovado para la plataforma pues un tribunal de California acusó a la compañía de sustraer y utilizar a su conveniencia datos de usuarios, de más de 100 millones de Instagram, sin su conocimiento y consentimiento, según informó el medio.

Desde la marca se ha señalado que la demanda no cuenta con fundamentos. Sin embargo no es primera vez que el corporativo de Zuckerberg cae en este tipo de practicas. Esto desde luego puede afectar la imagen de la marca, ademas se da en un contexto donde Facebook está siendo señalada, por usuarios y marcas, de no hacer nada frente a las fake news y discursos de odio.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL