La persuasión es uno de los objetivos principales de toda estrategia de marketing y promoción de marca, independientemente de su formato y medio. Y si se trata de encaminar una decisión de compra, el influence marketing es una buena manera de hacerlo.

A través de una celebridad, youtuber, atleta o microinfluencer, una marca tiene la oportunidad de llegar no sólo a sus clientes y mantenerlos cautivos, sino también de incrementar el volumen de su target, ya que una de las finalidades de este tipo de marketing es ganar nuevas audiencias.

Datos del estudio “The State of Influencer Marketing 2018, elaborado por Linqia, muestra que alrededor de un 30 por ciento de los mercadólogos en el mundo podrían invertir en esta estrategia de promoción, entre 25 y 50 mil dólares.

Momento de elegir un influencer

Si bien recurrir a una personas con un gran número de seguidores es tentador, no debe ser la única razón por la que una marca elija a cierto influencer. Para la selección debe haber razones de mayor peso que sólo una cantidad grande de followers.

Héctor Cruzado, Fundador y Director de Zoé Water, mencionó en entrevista exclusiva para InformaBTL que uno de los errores más comunes que cometen las marcas es que se dejan llevar por el alto número de seguidores, cuando no necesariamente debería ser una razón suficiente para elegirlo con base en ello.

antes que dejarse llevar por una cifra, es importante que primero se conozca el tipo de comunidad que lo sigue, como son sus followers, y si tanto ellos como el influencer comparten valores similares a los de la marca.

Al cuestionarle sobre en qué momentos es ideal o conveniente utilizar una estrategia de influence marketing, Cruzado afirmó que en toda etapa en la que se encuentre una marca es adecuado su desarrollo.

No obstante agregó que es importante que, en primera instancia, se tengan definidos los objetivos.

cuando se está dando a conocer una marca, es necesario que el influence marketing usado sea para decirle al consumidor que has llegado al mercado, por lo cual no se puede esperar un despunte en las ventas, dado que se inicia con el reconocimiento de la firma.

Cuando la marca ya creció y es ubicada por el consumidor, lo ideal es aliarse con una persona que inlfuencie más la compra, y ahora sí se vea reflejado en ventas.

Y en una tercera etapa, es importante que al momento de seleccionarlo se defina aquel influencer que, además de compartir valores con cierta marca, también se identifique con ella y no esté vinculado con otras, ya que esto, lejos de ayudar a la promoción de un producto, puede afectarlo, además de que perdería credibilidad en sus seguidores.

Afirmó que el influence marketing no es una técnica que dé resultados de forma inmediata, en términos de ventas. Se enfoca más hacia un tema de branding, de reconocimiento de producto y despertar en su comunidad una confianza hacia determinada marca que recomienda.

 

 

 

 

 

 

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL