El marketing que te lleva a decir ¡Touché!

444

¿Cómo están mis queridos lectores?

He estado un poco alejada, pero ya estoy de regreso y ha sido por una buena causa.  Los periodos de transformación a todos nos alcanzan. Y si existe algo seguro en este mundo, es el cambio. 

Dentro de esta breve etapa de introspección que tuve durante el mes anterior, estuve analizando esta pregunta: ¿por qué las marcas y algunos profesionales de marketing se quieren destrozar unos a otros?

De verdad no entiendo por qué se canibalizan e invierten su energía en señalar las debilidades de sus competidores en lugar de resaltar sus fortalezas. A eso le llamo una mala práctica de estrategia de mercadotecnia.

Los mercados y los clientes potenciales que hay en México y en el mundo son enormes. Y si de algo estoy convencida es que para todos hay una rebanada de ese pastel que a todos se nos antoja, pero dependerá de cada uno que tan grande es nuestra rebanada. 

Una marca con una sólida estrategia de marketing es una marca que podrá enfrentar todos los desafíos que se presenten en su camino. No es necesario criticar a ningún producto o servicio que venda nuestra competencia, porque ahí entra la magia de nosotros, los estrategas de marketing.

Trazar una estrategia que impacte a nuestro competidor lo veo como un juego muy elegante, algo así como un partido de Polo o de Criquet, ¿y por qué no? de mi deporte favorito: La Esgrima

Si ustedes han visto un combate de Esgrima, tiene sus reglas muy claras, ya que no pueden lanzar un ataque sorpresivo. La estrategia de la esgrima se orienta principalmente a desarrollar el sentido de la percepción de lo que hace el competidor oponente, la toma de decisiones y el tiempo de reacción.  Esto para mi suena a una clara estrategia de marketing. 

Si analizamos a nuestra competencia como si estuviéramos en un combate de Esgrima, podremos saber que hacen, pero no para copiarlo, sino para proponer ideas innovadoras.  Podremos definir si las “armas” con las que contamos son las adecuadas para ese combate y podremos determinar que acciones nos facilitarán la toma de decisiones. 

Las marcas y profesionales que tratan de hacer campañas de desprestigio a su competencia ya pasaron a la historia. Además, ¿quién tiene tiempo de hablar mal de los demás? cuando podemos hablar bien de nosotros, de nuestras cualidades como marca y también de saber reconocer que otros tienen también cosas buenas y que la competencia es lo que hace que nuestros clientes potenciales tengan la libertad de elegir la opción que mejor cubra sus necesidades y que le brinde el mejor Customer Experience

Hoy en día, las marcas que saben resaltar sus beneficios y valores que aportan a sus clientes, son las que permanecen en el mercado, son las que evolucionan y ganan seguidores. Esto posteriormente se convierte en prospectos calificados, evolucionarán a clientes potenciales y finalmente se reflejará en el ROI y Revenue de la compañía. Un total circulo virtuoso. 

La agilidad con la que adaptemos nuestras acciones a un mercado tan cambiante y exigente, determinará el éxito de nuestra estrategia de marketing y entonces podremos coronar nuestro combate con un glorioso “Touché”.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL