Pese a que hace unos días la Organización Internacional del Trabajo (OIT) entregó un informe donde detalló que la tasa de desempleo mantendría su tendencia alta, de que el Fondo Monetario Internacional (FMI) realizara un diagnóstico en el cual desvela la ausencia de inversión en México y que la última encuesta de la consultoría de negocios PwC a diferentes CEO, revelara a México fuera del top 10 de países más atractivos para la inversión extranjera, el Instituto Nacional de Geografía y Estadística (INEGI) situó al mercado laboral mexicano frente a uno de los panoramas mas optimistas desde 2005.

De acuerdo a datos del INEGI el porcentaje de desempleo en México se situó en 3.1%, en diciembre de 2019, menor al 3.6% registrado en diciembre del 2018. Esta última cifra es la mejor para un diciembre desde que se tiene registros (2005). 

Por otro lado la informalidad laboral mostró un incremento, la cantidad en este rubro pasó de 56.8% a 56.1% de diciembre 2018 a diciembre de 2019. Datos que revelan que más de la mitad de la población labora sin derechos mínimos como prestaciones, seguridad social o contratos formales.

Los índices de “participación laboral”, ramo que refiere a la fuerza laboral potencial, se ubicó en 60.2%, es decir más de 57 millones de mexicanos, de un total de más de 120 millones, se encuentra económicamente activo. En comparación con el año pasado la participación aumentó en 0.7%.

Con base en la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) después de Tabasco (6.4% en desempleo), la entidad con mayor nivel en desocupación del país, es la Ciudad de México la entidad más próxima a ella, junto a la región norte del país, con Sonora y Coahuila, con 4.2% y 4.0%, respectivamente.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL