Diseñando desde el cliente

Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
Muchas veces, creo que el diseño debe de ser multidisciplinario. Tenemos que desarrollar la capacidad de observar y definir diferentes aspectos de un mismo producto. Deberí­amos de pensar en diferentes escenarios, perspectivas y posiciones.

Por: Erika Fonseca
Twitter: @erfonseca
email: [email protected]

Muchas veces, creo que el diseño debe de ser multidisciplinario. Tenemos que desarrollar la capacidad de observar y definir diferentes aspectos de un mismo producto. Deberí­amos de pensar en diferentes escenarios, perspectivas y posiciones. Se escucha fácil, ¿o no?

Más de Erika Fonseca:
Ilustrando en pixeles
Resolución de imágenes

Pero no es fácil, y menos cuando llevas trabajando un producto durante algún tiempo. Muy probablemente dejamos de tocar puntos importantes o pasamos por alto detalles que podrí­an ser un detonador de la compra. Pasa como cuando los editores revisan un texto muchas veces, ya no vemos los errores, es decir, los detalles importantes que deberí­an ser parte clave en el proceso.

A mí­ de pronto me sirve romper los esquemas, para desviar la atención y poder “ver” esos otros detalles. Aquí­ les dejo mi esquema personal:

  • Olvidar por unas horas todo lo que tenga que ver con ese proyecto. De pronto despejar los ojos y la mente con algo diametralmente opuesto funciona.
  • Convivir con los consumidores. Más allá de un grupo de mercado o una entrevisa, busquen consumidores que les puedan dar algún tipo de retroalimentación. Por mucho que creamos que sabemos todo, la humildad es parte escencial. Cualquiera puede enseñarnos o darnos algún “insight“ que si no escuchamos por soberbia o falta de tiempo, no entenderemos.
  • Seamos “clientes”. Yo digo que hay que ponerse el disfraz del fan de nuestra marca o producto: ¿qué hacen? ¿dónde viven? ¿cómo piensan? ¿cómo deciden?
  • Cuestionar todo: el arte, los copies, la producción. ¿de verdad la respuesta que hemos dado es la mejor forma de resolverlo? Cuestionar el trabajo y cuestionar la forma y los procesos, nos ayuda a ser mucho más centrados y neutros en las decisiones, y de pronto ayuda a tener certezas de las decisiones ya tomadas.
  • Convertirse en el cliente. Buscar entenderlo hasta en lo más profundo de su ser nos puede llevar a entender su negocio y los requerimentos. Si lo hacemos es muy probable que ahorremos mucho tiempo y busquemos la mejor solución.

Al final del dí­a, el diseño debe de obedecer a un esquema de comunicación donde todo, literal comunica. El éxito lo lograremos si podemos integrar el diseño desde el cliente: el final y el nuestro. Entonces, habremos hecho un buen trabajo.

Recomendación del día
Únete a InformaBTL

Únete a más de 25 mil lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de marketing de consumo, BTL y retail tu correo.

Populares

Contenido Premium

Más sobre Below The Line

Artículos relacionados

You don't have credit card details available. You will be redirected to update payment method page. Click OK to continue.