El cine autobiográfico y el cine gallego están  en un momento de crecimiento cultural, con sus cuatro nominaciones a los Goya por “Lo que arde” esta es la primera vez que un filme gallego aspira al premio a mejor película, narra la historia de Amador Arias un pirómano que vuelve a casa de su pueblo, donde le esperan su madre y tres vacas, tras haber cumplido una dos tercios de su condena.

El proyecto Museo Online de Cine  Autobiográfico (MOCA) encaja en la filosofía, impulsada por la gestora cultural La Cinematográfica, con sede en Vigo, un museo virtual que se enfocará exclusivamente en el cine autobiográfico, también conocido como autorreferencial o cine en primera persona, constará de una veintena de películas de varios directores canadienses, los filmes estarán gratuitamente en un periodo de seis meses por internet, la propuesta viene acompañada de una jornada física sobre cine doméstico y familia, los testimonios de los autores también formarán parte del museo, además de otorgar dos becas a jóvenes creadores.

El MOCA tendrá continuidad más allá de los seis meses contando con una propuesta en otros países como España, actualmente “el cine gallego está despuntando en este terreno” explica la cineasta Xisela Franco quien ha observado la muestra. La propuesta del MOCA explica el director busca “Un carácter sanador de la autobiografía que hace que te sientas acompañado de los demás”.

Las películas que se se estarán presentando incluyen autores como Mike Hoolboom, Marcos Arriaga, Igor  Drijaca, Leslie Chan y Phil Hofman este último siendo el más importante creador canadiense en el género autorreferencial.

“Algunos de estos directores empezaron a hacer cine en los años setenta sin apenas referentes, en una época donde las ideas del marxismo y lo colectivo impregnaban en el ambiente, por lo que hacer cine en primera personas exigía valentía” señaló Gómez Sala

¿Pero porqué las marcas no patrocinan este tipo de proyectos?

Los anunciantes tienen el compromiso de tener una buena comunicación comercial que responda a los valores, la marca tiene el compromiso hacia el consumidor, cualquier acción de comunicación comercial es la imagen y la cara de la empresa hacia la sociedad, además de ser una garantía para el consumidor.

“Con el patrocinio una marca busca por supuesto notoriedad con la comunicación comercial, pero también construir una serie de valores asociados, tiene que ver el esfuerzo, la superación y liderazgo” Señala Lidia Sanz Directora General de la Asociación Española de Anunciantes

En el caso del cine una marca puede influir en las elecciones de compra, dando fuerza a la experiencia que realiza, es lo que pasa con una película o un personaje cinematográfico, las películas al igual que las marcas aprovechan las emociones, es decir tener espectadores hasta que se conviertan en fanáticos.

El patrocinio busca marcas reales que han basado su éxito en la lealtad del público, fortaleciendo una relación emocional  con sus fanáticos a lo largo del tiempo y a través de una estrategia.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL