Los pasajeros del vuelo de Frontier Airlines fueron sorprendidos por el piloto del avión, luego que éste convirtiera una experiencia de marca tediosa y cansada en una aventura pizzera y memorable.

Más notas relacionadas con Marketing experiencial:
Hacemos experiencias, ¿en serio?
5 tips sobre la experiencia del consumidor que toda marca debe utilizar
Libro del día: BTL. Experiencias de Marca

Todo empezó cuando el avión con destino a Denver tuvo que aterrizar en Cheyenne, debido a las condiciones climatológicas. Los pasajeros tuvieron que esperar a que el clima mejorara y por ende, el vuelo quedó desfasado.

Ante el hecho, el piloto llamó a una de las sucursales de Domino´s Pizza en Cheyenne y pidió 35 pizzas para compartirlas con sus pasajeros.

De acuerdo con medios estadounidenses, Ritchie, dueño de dicha sucursal, se puso en marcha junto con otros dos empleados de la tienda para preparar las decenas de pizzas que terminarían en el paladar de los 160 viajeros.

El protagonista de marca que salvó la escena fue el piloto, ya que sin ser un experto en estrategias de marketing, logró convertir un viaje que ante la inminente espera pudo convertirse en una experiencia no grata para los pasajeros. Sin embargo, la sorpresa aunada con el deleite y la convivencia a bordo hicieron de este viaje una gran historia para contarse.

Foto: Shutterstock

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL