• El 41 por ciento de los shoppers mexicanos comenzaron a adquirir productos en un mayor volumen en los últimos 3 meses, según el Departamento de Investigación de InformaBTL.

  • La categoría de los alimentos es una de las que mayor crecimiento impulsado por el shopper mexicano ha tenido a raíz de la cuarentena, con un121 por ciento, según CIRT.

  • Se espera que para el 2021, las ventas generadas por el retail en todo el mundo sumen 27.24 billones de dólares, según Statista.

El cliente es un ente que están en constante evolución. No sólo es susceptible a factores como al alza o a la baja de los precios, sino también a la preferencia que haya en un determinado momento en la población en general e incluso a la demanda de un bien determinado. En este aspecto, naturalmente el shopper mexicano se ha transformado a raíz de la pandemia por coronavirus COVID19. ¿Qué tanto ha cambiado? En las siguientes líneas veremos algunos de los puntos más relevantes.

En contraste a lo que ha pasado en otros países donde el e-commerce ha tenido un auge motivado por el aislamiento social, lo cierto es que el shopper mexicano prefiere seguir haciendo compras en el punto de venta físico. De acuerdo con el Departamento de Investigación de InformaBTL, las compras en línea tan sólo experimentaron un crecimiento del 14.2 por ciento, siendo rebasadas por un incremento en el uso de apps de entrega con un 19.4 por ciento.

Si bien es cierto que el shopper mexicano sigue asistiendo al punto de venta físico, lo cierto es que sus hábitos de compra sí se han modificado: se estima que el 41.1 por ciento de las personas han decidido incrementar su volumen de compras para evitar salir a la calle. ¿Qué implica esto? Un ticket media más grande, pero que aparece de manera más espaciada. De hecho, según comenta el Departamento de Investigación de InformaBTL, se estima que el 61 por ciento de las personas prefieren realizar compras cada semana.

Pero, ¿qué es lo que compra el shopper mexicano? Según datos de CIRT, la categoría de alimentos experimentó un crecimiento del 121 por ciento, mientras que la que pertenece al los artículos de limpieza se incrementó un 112 por ciento, finalmente la de higiene y cuidado personal repuntó un 153 por ciento.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL