La mayoría de las marcas tienen un gran temor, ¿cómo evitar tener mala publicidad?, pero es algo que en muchas ocasiones no trabajan y siempre están cometiendo.

Más columnas de Hussein Forzán:
La importancia del empaque en un producto
El ROI y los patrocinios
Las 4 C’s para PYMES
Nuevas tendencias en BTL

Repasemos varias acciones que pueden afectar la reputación y hacernos mala publicidad. Una de las acciones que llegan a las manos del público son las actividades en punto de venta, en donde encontramos a las demostradoras mal vestidas, medio dormidas, con caras largas y sin hacer su trabajo de forma correcta, esto acarrea malos comentarios y sin duda influye en la decisión de compra.

Otra acción negativa son los famosos Valet Parking. Gente sin preparación, sin compromiso, que juega con los bienes de las personas, en este caso el automóvil. Y en muchas ocasiones los establecimientos que recurren a dichos servicios, quieren mantenerse ajenos, cuando estas personas son el primer contacto con la marca.

Las redes sociales. Aquí el riesgo es alto porque si no ponemos a gente con experiencia, informada, comprometida, seria, que sepa redactar, que este en la conversación, como dicen los que saben de la materia, el riesgo de equivocarse en un mal comentario ante la competencia, con la información de nuestros productos es muy alta y de riesgo importante, puede ser un factor para amar u odiar al producto.

La atención al cliente antes las quejas de los consumidores. Aquí es donde más se debe trabajar. Muchas empresas tienen el famoso menú telefónico, en donde las opciones son interminables y se hace un calvario para reclamar lo justo. Lo importante siempre es el cliente, atenderlo y darle una solución.

Por ultimo podemos mencionar otro punto importante para no tener mala publicidad. No hagan promociones con letras chiquitas. Las letras chiquitas son fastidiosas, lo importante es cumplir la promesa de venta, porque es ahí en donde se basa la confianza y las ganas de consumir lo que se vende.

Si trabajamos estos puntos nuestro camino al éxito es más fácil, tendremos más consumidores y por ende más ventas, son puntos muy sencillos y podríamos incluso pasarlos por ato, pero créanme que es ahí en donde se le gana a otras marcas, en los pequeños detalles.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL