Cómo abrir una agencia BTL: personalidad de una empresa

La personalidad de la empresa ayudará a perfilar la identidad corporativa.

7174

En anteriores entregas de Cómo abrir una agencia BTL tuvimos la oportunidad de platicar acerca de la misión, la visión y sobre todo los valores con los que debe contar una compañía. Especialmente estos últimos van de la mano con un tema muy importante para cualquier compañía: la personalidad de la empresa. ¿A qué se refiere esto? ¿Cómo comprendemos este término? Justo sobre esto platicaremos en las siguientes líneas.

Personalidad de la empresa

Por un momento dejemos de lado la idea de que una empresa, en esta caso una agencia BTL, es una compañía inanimada. Pensémosla más bien como un ente orgánico que nace y crece, tal y como lo hace una persona, de acuerdo con información de I + D Comunicación & Network Thingking. De modo natural desarrollará una personalidad, que podemos definirla como la serie de cualidades y características específicas. Como un ente vivo, interactuará con otros, en este caso con los clientes y sus respectivas empresas.

La personalidad de una empresa (y de una marca) puede nacer de modo natural; sin embargo, será mejor moldearla de acuerdo con las características de los clientes potenciales que buscamos, según explica Staff Creativa. El principal motivo es para generar empatía con estos.

Por ejemplo, si la agencia trabajará con marcas jóvenes, entonces lo mejor es que la personalidad sea definida como la de alguien menor de 30 años, fresco, creativo, etc. Sin embargo, si se busca trabajar con marcas de lujo, se preferirá que tenga cualidades más mesuradas y conservadoras.

Al contrastar información de sitios como La voz de Huston y Entrepreneur, podemos darnos cuenta que existen, como pasa con las personas, distintos tipos de personalidades, las cuales toman como distintivos o la intensidad con la que realizan sus actividades o incluso cualidades emocionales.

¿Cómo podemos determinar la personalidad de una empresa? Lo que hay que hacer es pensar en ella como si fuera una persona. ¿Qué gustos tendría? ¿Qué música escucharía? ¿Qué le gustaría hacer en sus tiempos libres? Estas son algunas de las preguntas que nos ayudarán a definirla.

Es importante contar con la personalidad de una empresa, debido a que nos servirá como base para poder construir la identidad e imagen corporativa.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL