La situación económica de México ha obligado a marcas involucradas en la industria de alimentos y bebidas a reformular su estrategia de negocio para conectar eficientemente con el shopper. La promotoría es una de las actividades que ha apoyado este objetivo, principalmente porque es una forma excelente de que el consumidor conozca de manera más cercana los productos y servicios. 

De acuerdo con el Estudio de inversión en BTL 2019 del Departamento de Investigación de InformaBTL, las estrategias de promoción se colocan entre las preferidas por las empresas en México. En 2019, se estima que las marcas destinen $4,247 millones de pesos a campañas de promoción, donde se incluyen las actividades de promotoría. 

Los retos que actualmente enfrentan las marcas va más allá del anaquel. Al parecer las actividades que tendrán mayor dificultad son las relacionadas con las personas, que debido a una constante interacción con el consumidor, tendrán que ser capaces de generar dinámicas con el objetivo de concretar una compra. 

Atraer al consumidor al punto de venta es uno de los primeros desafíos de todas las marcas. Pero a través de estrategias de visual merchandising, activaciones y campañas de promoción es posible superar esa primera etapa. Sin embargo, dentro de un establecimiento poco a poco sube el reto, ante todos los esfuerzos de comunicación que generan las marcas. Es por eso que las actividades de promotoría son tan eficientes en estos espacios. 

Te invitamos a descargar el Whitepaper gratuito: Claves para una promotoría exitosa, dando click aquí, patrocinado por PROMUEVO. En este documento se muestran, a través de varios artículos, los componentes clave que hacen de una acción de promotoría una estrategia ganadora para alcanzar los objetivos de marketing.

O bien, llena el siguiente formulario para que recibas el documento en tu email.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL