CEOs de Estados Unidos y América Latina dicen que la velocidad de los cambios tecnológicos afecta su capacidad de llegar con eficacia a los clientes e incrementa los riesgos reputacionales que enfrentan sus organizaciones.

Así lo revelan los resultados de una encuesta llevada a cabo en febrero por Newlink, una consultora de reconocimiento internacional con sede en Miami, entre los CEO de diversas empresas de toda América.

Newlink llevó a cabo una encuesta a directores ejecutivos, presidentes, vicepresidentes regionales y directivos de alto nivel cuya actividad se centraba en la región de América Latina acerca de las inquietudes presentes y futuras vinculadas a la velocidad con que la tecnología afecta los negocios.

La mayoría de los encuestados manifestó que, en la actualidad, las principales áreas afectadas por la velocidad del avance tecnológico incluyen:
• La comunicación eficaz con los clientes (82%)
• Los cambios operacionales (81%)
• Mantenerse actualizados en temas de innovación (79%)
• Los riesgos para la reputación (68%)

Los datos revelaron que a más de la mitad de los participantes (54%) les preocupa que la tecnología pueda generar una disrupción total de sus respectivas industrias.

El hecho de que Uber ha redefinido la industria del transporte y Expedia ha cambiado la forma en que la gente hace sus reservas de viaje son muestras del poder que la tecnología puede tener sobre una industria. Quienes no evolucionan e innovan están bajo riesgo.

Según Sergio Roitberg, presidente y CEO de Newlink, la principal inquietud de los CEOs se debe a que ya no hay control. “El mundo tecnificado de hoy trae caos y una demanda constante de actualizarse”, agregó Roitberg.

Roitberg es la visión detrás de la metodología de Newlink, el Pensamiento Orbital, que ha transformado la forma en que la empresa ha hecho negocios durante las últimas dos décadas.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL