El food retailer, Carl’s Junior, ha destacado por el uso de su publicidad subliminal: modelos semidesnudas que promocionan las hamburguesas de la marca, como ninguna otra.

Sin embargo, en esta ocasión Carl’s Junior decidió apostar por otro tipo de estrategias below the line, aunque sin excluir a sus embajadoras de marca. Se trata de una intensa apuesta por las acciones sociales y las campañas insertas en el Social Marketing.

En entrevista, Maritza Reynoso, directora de Mercadotecnia de Carl’s Junior, dijo que lo que buscan, en el caso del mercado mexicano, es involucrarse más con la sociedad y agradecer de alguna manera la buena respuesta y crecimiento que han tenido desde su llegada a este país.

Por ello, su primera campaña social se llama “El Sabor de Ayudar”, proyecto que estuvo activo para la marca de octubre de 2014 a octubre de 2015 y en el cual participaron 20 franquiciatarios de la cadena, con la colaboración de 193 restaurantes en 22 estados de la república.

Con esta campaña se dio apoyo a Banco de Alimentos, asociación civil mexicana sin fines de lucro que opera en nuestro país desde 1995. La iniciativa se trabajó en dos etapas. Primero Carl´s Jr. México estableció una alianza con Hershey´s, a través de la cual se hizo la compra de pastillas marca Icebreakers. Estas pastillas fueron vendidas en los restaurantes de Carl´s Junior. Para la segunda fase la marca creó el Combo BAMX.

De estas ventas, la marca donó $3,001,987.00 millones de pesos, esto es, 353,174 raciones de alimentos a personas en carencia alimentaria.

Foto: Shutterstock

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL