De acuerdo con la Condusef, en México poco más del 40% de los usuarios de tarjeta de crédito son totaleros, es decir, que cada mes pagan el 100% de las compras que realizaron con su plástico.

En contraste, los no totaleros y que suelen pagar el mínimo de una tarjeta de crédito tienden a tambalear más su estatus financiero porque del pago mínimo, la institución financiera cobra los impuestos, los intereses, las comisiones y al final el capital adeudado.

Hoy día, las instituciones financieras tienen el estigma de ser empresas de cuidado, pues así como pueden ser de gran ayuda para los clientes también pueden ser una pesadilla para éstos.

A sabiendas de ello, las empresas insertas en el sector de la Banca Retail están centrando sus esfuerzos en el diseño de acciones publicitarias que persuadan a las personas de contratar algún servicio financiero, pero teniendo la firme convicción y seguridad de hacerlo.

Por eso es común que empresas como Bancomer y Banamex apuesten por las promociones lanzadas en coordinación con otros retailers. O de instancias que prefieren ofrecer un CAT menos alto como Banorte.

En el caso de HSBC, la institución decidió cambiar su comunicación y de la mano de la agencia SCPF desarrolló una serie de videos promocionales que forman parte de la campaña “Bigger Start 2016”.

Bajo el hashtag #AhoraEsCuando, la iniciativa da a conocer los beneficios que ofrece este banco para ayudar a sus clientes a empezar bien el año, financiera y anímicamente hablando.

Mira dos de sus videos promocionales:

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL