Apenas hace un mes, el apparel retailer American Apparel se declaraba en bancarrota luego de varios años con pérdidas y de una larga disputa legal con su fundador Dov Charney, cuando ya enfrenta de nuevo un escándalo, estaba vez sus empleadas denunciaron que la empresa les pidió portar una camiseta con un mensaje sexista para este Black Friday.

Notas Relacionadas:
American Apparel: La tienda que exhibió maniquíes con vello púbico
Abercrombie, retailer que apuesta por los precios bajos para sobrevivir
American Apparel cambiará su atrevida estrategia de marketing en Instagram

APPARELRETAILERDe acuerdo con Statista, American Apparel tuvo ventas netas por 608 millones de dólares en el 2014, reportando una perdida de 25 millones de dólares respecto al 2013, cuando sus ventas fueron de 633 mdd.

Hasta 2014, este apparel retailer tenía 242 puntos de venta en todo el mundo, sin embargo desde el 2010 hasta ese año, había cerrado 31 tiendas debido a sus bajos ingresos.

La camiseta por la que una empleada acusó al apparel retailer lleva el mensaje “Ask me to take it all off”, (Pídeme que me lo quiete todo), “Creo que el slogan es repugnante y falto de buen gusto. Si me pongo la camiseta, American Apparel está otorgando el derecho a sus clientes de molestarme a mí y a mis compañeras”, señala la empleada a través de un email que le envío al portal de noticias jezebel.com

CAMISETAAMERICANAPPAREL

Tras la ola de críticas en su contra, la compañía informó a través de un comunicado que American Apparel es una empresa que valora la libertad de opinión, y sobre todo, que pretende crear un ambiente laboral donde los trabajadores se sientan valorados, protegidos y seguros. Por lo tanto, hemos decidido retirar este eslogan y buscaremos otras maneras de enfocar nuestra creatividad y llevar más allá los límites, lema que es parte del ADN de la firma”.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL