En la actualidad, los retailers están enfocándose en implementar campañas que impacten de tal manera al shopper, que se les quede gravado en la mente el producto que se les anunció y para lograrlo están contratando a especialistas en neurociencia, así como en mercadotecnia, para que ambos desarrollen campañas innovadoras que lleguen al subconsciente de las personas a las que van dirigidas.

Notas Relacionadas:
Tecnología puede aumentar 10% de las ganancias en el punto de venta
7 tiendas virtuales que rompieron esquemas en punto de venta y retail
FeelReal y la innovación en el neuromarketing

De la combinación de ambas (neurociencia y mercadotecnia) nace el neuromarketing, el cual aporta a las marcas la información necesaria para crear un plan estratégico basado en los gustos y necesidades del target.

Por ello muchos retailers están apostando a darle un giro de 360 grados a sus tiendas, pues de acuerdo con el último estudio del POPAI (Point of Purchase Advertising International) el 86 por ciento de los consumidores toman su decisión de compra en el punto de venta (PDV) y muchas de ellas se generan más por las emociones que por la racionalidad.

En pocas palabras, la importancia de aplicar una correcta estrategia de neuromarketing en el punto de venta, es porque de ahí depende sí se realiza o no una compra dentro de un retailer:

A continuación te dejamos algunos ejemplos de cómo se puede aplicar esta técnica en un punto de venta:

Los carritos del supermercado

Aunque no lo parezca, esta es una parte del neuromarketing, ya que no es casualidad que estos sean de un cierto tamaño, pues dan la impresión al cerebro de ser lo bastante grandes y por ende las personas tienden a comprar más con la finalidad de llenarlo.

Productos básicos hasta el final

Esta situación es más frecuente en los supermercados, donde los productos de la canasta básica están colocados hasta el final de la tienda, esto lo hacen con el propósito de que el consumidor lo recorra en su totalidad y sin darse cuenta compre lo que no tenía planeado.

Ubicación del producto en los anaqueles

Los consumidores tienden a comprar los productos que tienen al alcance de su vista y precisamente son los que cuestan más caro, dejando a los baratos hasta abajo.

La iluminación

Esto se puede ver claramente sobre todo en los apparel retailers, pues ellos iluminan más ciertas prendas haciéndolas lucir especiales, resultando atrayente a la vista del consumidor “obligándolo” a comprarla, cuando en realidad es una prenda más de la tienda sin nada en especial.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL