7 errores que pueden disminuir las ventas en un retailer

Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
El punto de venta es un lugar que, tanto los encargados del retailer como los fabricantes deben aprovechar al máximo para hacer que los clientes eleven su gasto de ticket promedio.

El punto de venta es un lugar que, tanto los encargados del retailer como los fabricantes deben aprovechar al máximo para hacer que los clientes eleven su gasto de ticket promedio.

Cada vez que entramos a un punto de venta, como shoppers, esperamos encontrar no sólo los productos y/o servicios que, mayormente, motivan nuestra visita, sino también buscamos entrar a un lugar donde la atención y las condiciones al interior del retailer hagan mucho más agradable nuestra estancia, lo que también contribuirá de forma significativa a que estemos más tiempo recorriendo la tienda, y en consecuencia, nuestro consumo sea mayor.

Pero esto no podrá ser tangible si el retailer no cuenta con elementos básico e imprescindibles de visual merchandising, si carece de limpieza, si no hay gente que resuelva nuestras dudas, o si lo que vemos en el anaquel deja mucho que desear o simplemente hay espacios vacíos.

Ningún retailer se puede dar el lujo de poner en riegos sus ventas por una mala organización o descuido, porque al momento de que el shopper se percate de las deficiencias al interior del punto de venta, es muy probable que tome la decisión de salir, acudir con la competencia y, tal vez, ya no vuelva a tu tienda.

Para que no suceda esto te decimos 6 errores que pueden poner en jaque tus ventas y que debes evitar a toda costa.

Mala iluminación que impida apreciar productos y precios

Un aspecto vital de un buen visual merchandising en punto de venta es la iluminación. Cuando un lugar está muy oscuro o la luz que se emite no es la adecuada puede generar una distorsión en los tonos de los colores, así como en las texturas de de los productos, además de que obstaculiza la visibilidad de los precios de los artículos.

Desorden

Carecer de una organización, tanto en cada departamento del retailer como en el propio acomodo de productos en anaquel o exhibición puede traerte serios problemas.

No se trata únicamente de colocar mercancía sólo por hacerlo; el acomodo va más allá de una simple colocación en estantes. Cada producto debe estar organizado por categoría y a cierta altura para que el shopper, al momento de estar frente al anaquel sea capaz de distinguir su marca y productos de su preferencia, al tiempo que con el mismo acomodo influyes para que adquiera cierta mercancía que quieres venderle con toda intención.

Si no hay orden en el punto de venta, el cliente no perderá tiempo en buscarlo y terminará saliendo de tu retailer.

Desabasto en el inventario

¿Encontró todo lo que buscaba? es la pregunta con la que cada cajero te recibe al momento de pagar; es raro que alguien mencione que no encontró lo que quería comprar, pero esto no significa que en realidad logró poner en su carrito cada producto deseado.

Es necesario que el trabajo conjunto entre fabricantes y retailers se vea reflejado en el abasto de inventario para evitar que el anaquel tenga espacios vacíos y el cliente se vaya insatisfecho del punto de venta.

Continúa leyendo en la siguiente página.

Sé parte de InformaBTL

Únete a más de 25 mil lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de marketing de consumo, BTL y retail tu correo.

Populares

Contenido Premium

Recomendación del día
Más sobre Below The Line

Artículos relacionados

You don't have credit card details available. You will be redirected to update payment method page. Click OK to continue.