Todos hemos oído hablar de Coca-Cola, de Apple, de DHL y de Ford, marcas que reconocemos inmediatamente con sólo mirar sus logotipos. Sin embargo, el lugar en donde están no es casualidad.

Más notas relacionadas:
Rebranding: 10 marcas que apostaron por un cambio en sus logos
Co-branding negativo: El Maizón y Conciencia Ciudadana vs. el matrimonio gay
La evolución del branding

Desde su fundación, las grandes marcas han trabajado de diferentes formas y a través de diferentes métodos para conseguir la fortaleza que hoy poseen. Se trata de importantes esfuerzos que han ido evolucionando conforme avanza la tecnología y el contexto mundial, cada una con sus propias técnicas y resultados, pero al fin exitosas.

El lugar que hoy ocupan nos parece inalcanzable, seguramente porque no estuvimos presentes cuando a penas daban sus primeros pasos; no obstante han tenido que emplear una serie de estrategias que les permitan ser las marcas fuertes que ahora son. De acuerdo con Ray Nelson de Creative Guerrilla Marketing estas son algunas de las técnicas que han llevado a firmas como Samsung y Sony a ser líderes en sus respectivos mercados.

1.- Permanece enfocado: Se trata de especificar al máximo el giro de la marca, quién es, a qué se dedica, qué ofrece, qué quiere comunicar.

2.- Ventajas competitivas: Encontrar aquello que distinga a la marca de la competencia, algo que los expertos llaman “Unique Selling Points” or USPs. Es necesario identificar estos puntos y explotarlos a través de una estrategia de marketing.

3.- Autenticidad: Este punto tiene mucho que ver con la personalidad de la marca. Ser auténtico es crear una identidad propia, no copias, no imitaciones. Es conseguir que la gente observe a la marca como un ente capaz de comunicar un carácter propio, las grandes marcas hacen esto. Vans por ejemplo, es una firma joven, irreverente, atrevida, fresca, amante de la música y con un target bien identificado.

4.- Entiende a tus clientes: Este es básico, saber qué le gusta a tu cliente, dónde va, qué hace, cómo se viste. Estos datos ayudan a crear una estrategia de marketing mucho más dirigida y focalizada.

5.- Define la voz de la compañía: En realidad todos los puntos están concatenados, éste en particular está vinculado con el punto 1 y 3. A partir de la definición de la marca y de su personalidad se debe obtener su forma de comunicación, si será seria y formal o divertida, o agresiva incluso.

6.- Usa los medios sociales: Este es un recurso con el que no contaba Coca-Cola hace 125 años, pero la nuevas marcas sí, de manera que deberán aprovecharlas al máximo para interactuar con sus clientes, conocer mejor sus hábitos y crear nuevos canales de venta.

7.- Escucha recomendaciones: Es común que las personas que dirigen un proyecto se involucren tanto que dejen de percibir el producto tal como es, es por ello que necesitan que alguien evalúe su desempeño y si estas recomendaciones vienen de los clientes mucho mejor.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL