6 razones por las cuales el talento creativo podría dejar tu agencia

Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
Cada vez es más complicado encontrar talento creativo para una agencia, y peor aún, cuando ya lo tienes, se va en un abrir y cerrar de ojos. ¿Qué los motiva a salirse? Conoce estos seis puntos.

Cada vez es más complicado encontrar talento creativo para una agencia, y peor aún, cuando ya lo tienes, se va en un abrir y cerrar de ojos. ¿Qué los motiva a salirse? Conoce estas seis razones.

Notas relacionadas:
Los mejores malditos consejos para gente con talento
El boom del Big Data y el talento humano
Guerra de talento: Estrategias eficaces en las organizaciones

Quizás te preguntes por qué siempre que tienes a un gran talento creativo no lo puedes retener en tu agencia, ¿serán los incentivos económicos?, ¿faltará motivación?, ¿será que no le doy lo que me pide?, ¿será él/ella?, ¿seré yo?… La última pregunta es la que más se acerca a la realidad.

En un blog llamado medium.com, la diseñadora Anita Martin y self learning junkie, como ella misma se llama, escribió un blog que no tiene desperdicio “¿Por qué los creativos con talento se están yendo de tu mierda de agencia?“, aunque con un título agresivo y escatológicamente incorrecto, en él se exponen las seis razones principales por las cuales el talento creativo deja de trabajar en una agencia. Son seis puntos que retomamos, y aunque quizás no sean los únicos, seguramente te van a ayudar a pensar mejor las cosas cuando contrates talento creativo y para mantener el que ya tienes.

    1. No dejas de aceptar trabajos de mierda
      En palabras de la misma Anita “nosotros [los creativos] somos felices aunque tengamos que trabajar en uno o dos mojones —va con el curro. A veces incluso puede ser bienvenido como descanso en caso de tener proyectos intensos.
      Pero meses y meses del mismo trabajo de mierda para marcas y clientes que no tienen ganas de hacer un buen trabajo es algo tóxico, y no solo para los creativos (y nuestros portafolios), sino para todos los empleados”. ¿Te suena familiar?
    2. No innovas
      Tal como lo expresa la autora, “es increíble cómo muchas agencias escurren el bulto diciendo que son innovadoras pero no tienen nada que mostrar. Vaya, así que ¿te gusta tanto ser innovador que nunca creas nada internamente? Tu creatividad se para cuando no es trabajo para clientes, ¿verdad? Haznos un favor y déjate de gilipolleces”.
    3. No dejas de contratar mierda (y no haces nada para remediarlo)
      Si deseas que tu equipo mejore, concéntrate en la calidad y no contrates por contratar. Como lo expresa Anita, “es inevitable que se cometan errores en la contratación mientras se está bajo presión, pero el problema es que no tienes los huevos de corregirlo hasta que ya es demasiado tarde. Las malas contrataciones son como un cáncer: bajan la moral, el trabajo y la confianza en el negocio”.
    4. No dejas de tomar proyectos que no podrán ser entregados a menos que se trabaje en ellos 12 horas diarias
      “Dile a tus ejecutivos de cuentas (o a ti mismo) que dejen de vender cosas que no se pueden terminar a menos que trabajemos hasta la muerte.
      He visto cómo la gente llevaba al límite su salud, sus relaciones y sus vidas familiares ¿para qué? ¿Para que una marca de desodorante consiga más presencia de marca? ¿Para que puedas alcanzar la fecha de entrega surrealista que prometiste cuando tratabas de ganar un concurso? ¿O para que un cliente pueda ver decenas de mockups antes de irse de vacaciones?”. Eso no pasa en tu agencia, o ¿sí?
    5. No le das ningún crédito a tus empleados
      Esto es algo común en las agencias, los creativos que se quedaron hasta altas horas de la noche por un requerimiento del cliente, los que recibieron una llamada a las 11 de la noche del domingo porque un logo tenía que cambiarse de color, pocas veces se reconoce en un mail de agradecimiento y mucho menos en un comunicado público.
      Anita da en el clavo y cuenta que una forma para darle notoriedad a los empleados es crear un blog de la empresa en donde todos contribuyan, así se dará a conocer su trabajo y de paso le dará más posicionamiento a la página web de la empresa.
    6. No compras equipo decente
      Si lo que tienes es problemas de presupuesto, existen soluciones para PyMES y grandes empresas; créditos en Apple o HP por ejemplo, créditos de apoyo a PyMES o hasta mensualidades sin intereses. La excusa más común es que no hay presupuesto, pero sí tienes tu agencia en la zona más exclusiva de la ciudad, el director se pasea en su Ferrari, o los altos ejecutivos van constantemente a esquiar para ver si el cambio climático no ha afectado la nieve de las montañas de Colorado.

Si sentiste que alguno de esos puntos o todos aplican a tu agencia, no te preocupes, no eres el único. Siempre es vital cuidar el activo más importante que tienes; tu gente.

Te recomiendo que leas completo el blog de Anita Martin en este link.

Sé parte de InformaBTL

Únete a más de 25 mil lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de marketing de consumo, BTL y retail tu correo.

Populares

Contenido Premium

Recomendación del día
Más sobre Below The Line

Artículos relacionados

You don't have credit card details available. You will be redirected to update payment method page. Click OK to continue.