5 habilidades profesionales para el lugar de trabajo

Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest

Independientemente de tu industria, es importante tener una base sólida de habilidades profesionales que te ayuden a avanzar en el proceso de entrevista. Estas habilidades no solo pueden ayudarte a impresionar a los gerentes de contratación, sino que también pueden ayudarte a crecer como profesional en el campo elegido. Cuando comprendas qué habilidades profesionales brindan mayores oportunidades y crecimiento, más preparado estarás para tener éxito en tu industria.

 

¿Por qué son importantes las habilidades profesionales?

Si bien es importante tener conocimientos especializados en tu campo, tener las habilidades para demostrar tu madurez y dedicación al trabajo puede ayudarte a avanzar aún más en tu profesión. Esencialmente, las habilidades profesionales le muestran a tu jefe y empleador que te tomas tu trabajo en serio y que valoras tu empleo.

 

Habilidades profesionales para el lugar de trabajo

Además de tener un conocimiento especializado en tu campo, es importante tener habilidades profesionales que puedan ayudar a cómo te retratan y cómo te llevas con los demás en el lugar de trabajo. En otras palabras, son habilidades que dictan cómo interactúas con quienes te rodean. A menudo, se necesitan habilidades profesionales para todos los puestos, por lo que, si bien es posible que no se incluyan en la descripción del trabajo, tenerlas puede ayudarte a distinguirte de entre los demás. Aquí enlistamos las mejores habilidades profesionales que puedes tener:

 

1. Habilidades de comunicación

Como profesional que trabaja, necesitas saber cómo comunicarte de manera efectiva con tu jefe y compañeros de trabajo. Estas habilidades no solo te ayudan a establecer relaciones comerciales, sino que también garantizan que comprendas el trabajo que debes completar. Ya sea que seas un gerente o un empleado, aquí hay algunos ejemplos de habilidades de comunicación que te ayudarán a tener éxito profesional:

  • Lluvia de ideas: Tener fuertes habilidades de comunicación te permite contribuir a las discusiones grupales y producir ideas reflexivas para ayudar a la empresa en su conjunto.
  • Buscar consejo o ayuda: Comunicarse de manera eficaz te permite pedir ayuda con respecto a un problema que estás enfrentando. Cuanto mejor y más claro te comuniques, más fácil será para los demás entender lo que estás diciendo y brindarte la asistencia que necesitas.
  • Escucha activa: cuando eres un oyente activo, es más fácil comprender completamente lo que alguien dice. Por ejemplo, cuando estás en una reunión de negocios, escuchar activamente al orador asegura que conoces los puntos que se discutieron y lo que se espera de ti.

 

2. Habilidades de trabajo en equipo

Aunque no todas las profesiones requieren trabajo en equipo, tener esta habilidad te permite mostrar a tus empleadores que puedes trabajar y colaborar con éxito en un entorno grupal. Para tener buenas habilidades para trabajar en equipo, debes apoyar a tus compañeros de trabajo y garantizar un entorno positivo:

  • Construcción de equipos: cuando trabajas en un proyecto en el trabajo, las habilidades de profesionales en equipo te ayudan a mejorar tus relaciones sociales con tus compañeros de trabajo. Establecer relaciones con su equipo ayuda a crear un entorno positivo para todos los involucrados.
  • Resolución de conflictos: como con cualquier proyecto grupal, pueden surgir problemas cuando trabajas como parte de un team debido a diferentes personalidades y opiniones. Tener habilidades sólidas para el trabajo en equipo puede ayudarte a manejar los conflictos a medida que surgen y resolverlos antes de que se conviertan en un problema demasiado grande.

 

3. Habilidades de liderazgo

Estas te ayudan a administrar, supervisar e inspirar a tu equipo. Independientemente de tu función dentro de una empresa, tener habilidades de liderazgo puede ayudarte a diferenciarte. A continuación, se muestran algunos ejemplos de estas:

  • Toma de decisiones: como líder, debes tomar decisiones simples y difíciles. Las decisiones que tomes pueden generar resultados positivos o negativos, por lo que comprender la mejor manera de abordar situaciones en las que debes tomar una decisión es clave.
  • Fiabilidad: no importa tu puesto dentro de una empresa, es importante que los demás sepan que pueden confiar en ti. Como empleado, tu empleador debe saber que puedes presentarte al trabajo a tiempo y hacer tus tareas. Como gerente, tu equipo debe saber que pueden contar contigo para recibir asistencia y orientación.

 

4. Habilidades de flexibilidad

Cuando eres flexible, puedes afrontar mejor los cambios repentinos en la jornada laboral. Cuando te enfrentas bien al cambio, incluso puedes inspirar a otros a hacer lo mismo. A continuación, algunos ejemplos de este tipo de habilidades:

  • Paciencia: se refiere a tu capacidad para aceptar o tolerar determinadas situaciones que surgen. Cuando trabajas junto a otras personas, tener paciencia puede ayudarte a reducir los conflictos y lograr mejor los objetivos a largo plazo. También te ayuda a establecer mejores relaciones profesionales en el lugar de trabajo.
  • Adaptabilidad: cuando surgen problemas, debes poder modificar tu horario para que te ajustes a las necesidades actuales de la empresa. Ser adaptable no solo te ayuda a mantener la calma durante situaciones estresantes, sino que también le muestra a tu jefe que estás dispuesto a dejar de lado tu horario planificado previamente para adaptarte a los problemas emergentes.

 

5. Habilidades personales

Estas se refieren a soft skills que pueden ayudarte en una variedad de campos. Básicamente, te ayudan a trabajar bien con otros, incluidos tus clientes, gerentes, compañeros de trabajo y proveedores. Algunas habilidades personales incluyen creatividad, pensamiento crítico, honestidad, respeto y confianza en uno mismo. Aquí hay algunas habilidades personales adicionales:

  • Organizacional: las habilidades organizativas te ayudan a concentrarte en la tarea, cumplir con los plazos y realizar un seguimiento de tus proyectos y recursos. Ser más organizado también puede ayudarte a administrar el tiempo.
  • Gestión del tiempo: la gestión del tiempo implica tener el control del tiempo que dedicas a determinadas tareas. Para administrar mejor tu tiempo, establece metas, crea un horario, haz listas de tareas pendientes y usa otras herramientas que te ayuden a aprovechar al máximo tu jornada laboral. Cuando administras bien tu tiempo, estás en mejores condiciones de lograr un equilibrio entre el trabajo y la vida personal.
  • Manejo del estrés: aunque el estrés es normal en el lugar de trabajo, manejarlo de manera efectiva puede ayudarte a evitar problemas tanto para ti como para tu entorno laboral. Algunos métodos de manejo del estrés incluyen comer sano, hacer ejercicio y mantener una actitud positiva.

 

Otras notas que también te pueden interesar:

Sanborns, Coppel y Nissan se suman a las empresas amparadas contra la reforma eléctrica

Cinemex mantiene la esperanza de exhibir Godzilla vs King Kong en su próxima reapertura

“Niño del OXXO” revela la verdad detrás del video que lo hizo famoso

Sé parte de InformaBTL

Únete a más de 25 mil lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de marketing de consumo, BTL y retail tu correo.

Populares

Contenido Premium

Recomendación del día
Más sobre Below The Line

Artículos relacionados

You don't have credit card details available. You will be redirected to update payment method page. Click OK to continue.