El simple hecho de llamar la atención desde el asunto de un correo electrónico y redactar un copy inteligente parece sencillo, sin embargo, se trata de un trabajo que requiere de algunas estrategias de emailing comunicación que potencien las oportunidades de ventas.

Notas relacionadas:
Email marketing, una estrategia de venta de gran éxito
¿El e-mail marketing es una buena estrategia?
Entendamos qué es una campaña Email Marketing

Más allá de la segmentación correcta del target al cual irá dirigida la estrategia de emailing se necesita seguir con ahínco las siguientes cinco claves para ser más efectivos. Idear el asunto perfecto. De entrada, vale señalar que el asunto de un email promocional debe evitar a toda costa las palabras: oferta, regalo y gratis, ya que esto ha dejado de ser atractivo para los posibles clientes, al contrario ha llegado a ser molesto por lo que se limita la posibilidad de que el correo sea abierto. En cambio, el asunto debe dar un mensaje relevante, útil y que transmita un valor, por ejemplo, pueden darse recomendaciones. Se recomienda que la extensión esté entre 35 y 40 caracteres.

2. Balancear entre la estructura y contenido del email. Esto se refiere a preparar un cuerpo del mensaje que pase los filtros de “no deseado”.

Para lo cual se aconseja lo siguiente:

– Dejar especificado un remitente corto, reconocible y consistente.

– Encontrar un equilibro 50/50 entre imagen y texto.

– Incluir siempre una versión texto.

– Incluir imágenes para los archivos adjuntos.

 

emailing

3. Establecer una hora del envío. Este punto es indispensable para que el envío esté en primera posición de la bandeja de entrada. Según estudios realizados sobre hábitos en la oficina, la hora más receptiva para enviar un email es desde las 10 a las 12 de la mañana. Sin embargo, para conocer qué horario es el que mejor ha resultado en campañas pasadas, para ello resulta muy útil analizar los antiguos emailings y la respuesta que hayan tenido. Es indispensable evitar enviar emails por la tarde, fuera de horario laboral o fines de semana.

4. Analizar el email. Es importante analizar las estadísticas emailing que ofrecen las diferentes plataformas tales como la tasa de apertura, clics, rebotes y total de emails enviados-recibidos correctamente. Analizar los resultados de cada envío ayudará a mejorar las futuras campañas.

5. Probar el mensaje. Una recomendación es hacer una prueba del mensaje, la cual consiste en realizar dos versiones de mensaje para evaluar la efectividad de cada uno, por ejemplo, si se cuenta con una base de datos de 10 mil contactos, se puede elaborar dos versiones de email con diferente asunto y diseño de contenido y enviar a 100 personas cada una de las dos versiones. De esta forma veremos cuál de las opciones es más efectiva y así decidir el mejor para definir los posibles cambios antes de realizar el envío a toda la base de datos.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL