• Los espacios con los que cuenta WeWork para trabajar han pasado de los 160 a los 26,300, para el periodo que comprende del 2008 al 2020, según Desmag.

  • Aunque sus ingresos han ido de los 415 a los 1,820 MDD, según Statista, lo cierto es que esta compañía ha encontrado problemas de rentabilidad.

  • Los ingresos generado por Softbank fueron de los 3.14 a los 3.75 billones de yenes, datos de la propia compañía.

Situaciones como las que se están viviendo actualmente por el coronavirus COVID19 en todo el mundo, nos han mostrado que el modo en el que hacemos las cosas puede cambiar radicalmente de la noche a la mañana. Un ejemplo de esto es la manera en la que trabajamos. Muchas personas han tenido que salir de sus oficias, para comenzar a trabajar desde casa, lo que mostró a muchos negocios que la flexibilidad laboral es posible. Es precisamente esta permisividad la que fue aprovechada en su momento por WeWork, empresa que si bien ha tenido crecimientos sostenidos, no ha encontrado la rentabilidad.

WeWork, que es una firma dedicada a la renta de espacios laborales colaborativos, decidió demandar a uno de Softbank por su decisión de retirar la oferta para comprar acciones por un valor de 3,000 MDD, bajo los términos de que la compañía de bienes raíces no había cumplido con algunas condiciones que se habían fijado, además del aumento de las demandas civiles y penales que han sido puestas contra la firma de Nueva York.

Por su parte, WeWork ha comentado que la decisión tomada por Softbank, la cual fue anunciada alrededor de hace una semana, sale por completo de las obligaciones a las que se había adquirido por contrato, por lo que buscará que se complete la transacción o que se lleve a cabo una compensación en dado caso de no poder concretarse.

Es importante mencionar que WeWork se había posicionado como una de las empresas mejor valoradas en su momento, cuyo valor llegó a alcanzar los 47 MMDD; sin embargo, su salida a la bolsa de valores se vio obstaculizada en gran medida debido a la falta de rentabilidad de proyecto, además de que también comenzaron a surgir las críticas contra Adam Neumann, cofundador y consejero delegado, quien dejó su puesto por varios escándalos.

Hasta el momento Softbank, quien fue inversor de la firma, consideró rescatarla por medio de la compra del 80 por ciento de la empresa; sin embargo, ante la situación que se ha dado, mencionó que esta convencido que la decisión de retirar la compra de las acciones no afectará las operaciones y a los clientes de WeWork.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL