Para fomentar un mayor uso de su plataforma y no limitar su servicio, Uber Eats ya cuenta con pago en efectivo en la Ciudad de México.

Actualmente, alrededor del 44 por ciento de la población en nuestro país está bancarizada, mientras que un 92 por ciento de quienes tienen una cuenta bancaria prefieren realizar pagos en efectivo, de acuerdo con datos publicados en el Reporte Nacional de Inclusión Financiera.

Ante un alto porcentaje de personas en México que no gustan de pagar con tarjeta de crédito o débito, la aplicación en entrega de alimentos a domicilio busca democratizar su servicio, ahora con la posibilidad de hacer uso de su aplicación, sin que haya necesidad de estar bancarizado.

Desde el día de ayer Uber Eats ya comenzó a recibir pagos en efectivo en la capital del país. Esta acción corresponde a la primera etapa de esta mayor oferta de modalidades de pago, misma que la plataforma pretende ampliar de forma gradual en otras ciudades del país.

Cristina Villarreal, directora de Comunicación de Uber Eats para América Latina señaló que en Guanajuato y San Luis Potosí, donde el pago en efectivo está habilitado, se han obtenido importantes incrementos en las ganancias, tanto de socios repartidores como de establecimientos.

Adicional a esto, la vocera de Uber Eats mencionó que desde el pasado 13 de agosto, esta forma de pago también ya está habilitada en la ciudad de Monterrey, además de enfatizar que con la opción de pagar en efectivo los restaurantes podrán agregar una nueva red de comensales, que antes no podían disponer de este servicio, dado que no cuentan con tarjeta de crédito o débito.

Para solicitar un pedido y realizar el pago con dinero en efectivo en esta plataforma online, el cliente debe ingresar a su perfil, dirigirse a la sección de pago, elegir la opción Efectivo, seleccionar sus platillos, notificar si se cuenta con cambio al pagar o no y dar el dinero al repartidor cuando se haga entrega del pedido.

Uber Eats comenzó a operar en México en 2016 en la capital del país. Actualmente brinda servicio en 13 ciudades, entre las que se encuentran Toluca, Chihuahua, Guadalajara, Hermosillo y Monterrey, y en breve comenzará a operar en Veracruz, y están asociados cerca de 9,000 restaurantes, además de 3 mil socios repartidores.

A nivel mundial, tiene presencia en más de 250 ciudades, distribuidas en 35 países, y tiene más de 100,000 restaurantes afiliados.

En Estados Unidos, durante 2017, esta aplicación se colocó como el tercer servicio de entrega de alimentos a domicilio más usada.

Las aplicaciones y sitios web de los restaurantes fue la primera opción para clientes estadounidenses con 52 por ciento, seguido de Grubhub/Seamless (34%).

 

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL