Una vending machine ¡para rezar!

Si eres de lo que no van a la iglesia por falta de tiempo, esta vending machine te dejará con la boca abierta y lista para que entones un canto celestial.