Practica la comunicación orgánica positiva

Pero no todo está mal en el horizonte: como muchos casos, cada crisis es una oportunidad. Por lo mismo y como veo venir un año pesado, en donde requeriremos un esfuerzo doble y los clientes nos pedirán más resultados en el menor tiempo posible, noto una tendencia clara: tenemos que divertirnos y enseñar a que nuestros clientes se diviertan con su trabajo.