Regresamos a las andadas…

Hace algunos años, cuando pedía trabajo y mostraba mi carpeta en la agencia de comunicación Sra. Roshmore en Madrid, hubo una pregunta del director creativo que me entrevistaba que sacudió fuertemente la seguridad de mi charla.