¡Cómpramelo!

Hace unos días me tocó ver una escena increíble en un supermercado: un joven papá con rostro inmutable pasando cerca del área de juguetes, seguido por su hijo de cinco años con un carrito a control remoto en las manos.

Pages: 1 2