La impronta y el posicionamiento

En 1973 Konrad Lorenz obtuvo un premio Nobel gracias a su investigación de la impronta, aprendizaje que se da en la mayoría de los animales unas horas o días después del nacimiento.