Scappino personaliza la experiencia de compra con 3D

Los ingresos del mercado de pantallas 3D en EUA, podrían llegar a 23,300 mdd al cierre de este año.

1210

La firma de moda Scappino innova en su experiencia de compra y da paso a su nuevo concepto, basado en tecnología 3D.

“Studio Scappino” es el nombre de esta nueva implementación en punto de venta, que tendrá la firma italiana, proyecto con el que esta compañía busca personalizar la experiencia de compra de sus clientes, disponible en su tienda ubicada en el centro comercial Artz Pedegral, localizado al sur de la Ciudad de México.

Para que el cliente pueda tener acceso a dicha tecnología, Scappino montó una cabina de escaneo en tercera dimensión, en la cual se llevará a cabo una impresión de las silueta de cada cliente, al cual se le tomarán medidas que le permitan a la marca realizar un diseño personalizado y así confeccionar sus prendas.

Al momento de realizar la captura de la silueta, y después de haber hecho el cálculo de medidas, la información resultante será enviada, de forma digital, a su taller de manufactura para comenzar con la confección de la ropa solicitada.

Tras este proceso llevado a cabo por el cliente, la entrega del pedido tardará alrededor de 3 días.

Adicional a esta cabina y el servicio de personalización y confección de prendas, este punto de venta también cuenta con asesores de estilo, un servicio de café y bebidas frías, además de un diseño y visual merchandising especial para enriquecer la experiencia de compra y garantizar la buena estadía de los clientes, según lo informa Forbes.

De acuerdo con datos de Statista, los ingresos del mercado de tecnología 3D en Estados Unidos, podría llegar a los 23,300 millones de dólares al concluir este año.

Zara busca optimizar la experiencia de compra

Al igual que Scappino, hay otras marcas de moda que también se han ocupado en innovar sus puntos de venta y así ser más relevantes entre sus clientes, y también atraer nuevos prospectos.

Tal es el caso de Zara, marca propiedad de Inditex, que a finales de enero de este año inauguró una Pop-Up Store en Londres, en la cual se introdujo un smartphone mediante el cual los clientes podían comprar y recibir su pedido una horas después, así como la realización del pago por medio de un sistema Bluetooth.

 

 

 

 

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL