En YouTube, desde hace algunos años circula un video que muestra las reacciones de un grupo de niños –considerados de la generación Z– hacia uno de los dispositivos que marcó a generaciones, que es muy probable sean los padres de esos niños, ya que permitió escuchar música de una manera tan personalizada que el usuario podía hacerlo en cualquier lugar, ya sea mientras que daba una caminata, hacia algo de ejercicio o se relajaba en un sitio agradable. Hablamos del Walkman.

Si viste el video pudiste observar que se les hizo una serie de preguntas a los chicos como “¿Sabes lo que es un cassette?” a lo que la mayoría contestó con una enérgica negativa. “Nunca había visto esto”, “¿Cómo funciona”, “Cómo se oye la música?, “Es demasiado complicado”, son alguna de las expresiones que los niños utilizan al experimentar el uso del dispositivo.

Y es probable que en los próximos años volvamos a escuchar este tipo de expresiones, pero no solo al utilizar tecnología de hace unas décadas, sino también a la hora de realizar compras en comercios minoristas. Hoy en día podemos escuchar estas expresiones, sin embargo, no de las generaciones más jóvenes, sino de las más grandes.

Retailers como Walmart, Amazon o Mercado Libre están transformando la manera en que el consumidor de relaciona con una tienda física. Con la integración de plataformas de e-commerce, sitios para la recolección de productos en el estacionamiento del supermercado o la entrega de la despensa en la puerta de la casa son algunos ejemplos de la manera en que las marcas de retail, más que “destruir”, han transformado la experiencia de comprar en una tienda.

En la actualidad, según datos de la AMVO, se estima que las ventas al por menor a través de tiendas online representa el 2 por ciento. En cambio, en mercados donde el comercio electrónico está más desarrollado se estima que las ventas alcanzan el 30 por ciento.

Te recomendamos:

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL