Cuántas veces a las personas con las que colaboramos en algún proyecto de Relaciones Publicas nos han dicho “tú eres bien PR”, remitiéndonos a que tenemos muchos amigos o conocidos, o saludamos a un par de personas en un restaurante o un evento.

Más artículos de Roberto González:
El Cliente, ¿tu mejor amigo?

De cierta forma, el tener la fortuna de conocer a muchas personas es un buen parámetro para medir nuestra “Red de Contactos”, pero no implica que por tener dicha lista, somos profesionales de esta disciplina de comunicación.

El pertenecer al gremio del mundo de “PR” va mas allá de solo conocer a una o varias personas, inclusive, si dentro de nuestra “red” se encuentran personajes conocidos y con influencias poderosas en alguna industria segmento o categoría.

Como todas las disciplinas en el mundo de la comunicación, el ejercicio de las Relaciones Públicas parte de una estrategia y pensamiento sólido, de un emisor hacia varios receptores, y el poder acercarlos de manera mucho mas humana y creativa.

El hecho de conocer a “luminarias” del mundo del espectáculo, por ejemplo, no es suficiente para mover percepciones de marca. Requiere de todo un esfuerzo de comunicación en diferentes canales, que hagan poner en “escaparate” a la misma; genere una buena imagen y a su vez un patrón de comportamiento del consumidor potencial de dicho producto.

Recuerdo que en alguna ocasión, en la lectura de un brief de una marca muy conocida, el gerente de la misma me pregunto si tenia en mis habilidades como experto en Relaciones Públicas a amigos personales del mundo del espectáculo, para hacer que éstos usarán de inmediato sus productos. En respuesta a su comentario, reiteramos la importancia de entender primero la estrategia de la marca y posteriormente decidir si algún “amigo” debería usar sus productos o no, en qué momento y de qué forma.

Recordemos que las “figuras públicas” al final del día son seres humanos como todos y cometemos errores que posteriormente son criticados, y por ende, la marca que portan.

Recuerda, Relaciones Públicas no es usar a los “conocidos” para que porten tu marca solamente, es mucho más. Para hablar de Relaciones Públicas, pensemos nuevamente en las 5 p´s de Marketing y veamos cómo con dicha herramienta podemos influenciar a nuestro consumidor final y Shopper.

Queda claro que dicha disciplina construye “imagen” hacia los demás; pero si ésta tiene un táctica dirigida, seguro construirá imagen e interacción con la misma.

Hablando por primera vez con un cliente y hablar de cualquier evento, por ejemplo, mi pregunta iría hacia las personas de la marca:

¿Generó fuerte empatía con los consumidores de la misma?
¿Lo desarrollado en el evento y con los invitados provocó algún motivo de venta del producto?
¿Generó algún interés por conocer un poco más en la misma?
¿Generó mayor status en la imagen de la marca?

Con este comentario y aclaro, que el utilizar un “sponsor” para la marca sea negativo, no es así. Lo que sí digo y recomiendo es que primero pensemos y tomemos en cuenta que es mucho más fuerte tener una estrategia detrás, y después vemos que vamos a hacer con nuestro “personaje” y este cómo va a afectar en la construcción de imagen de nuestra marca o producto.

El “amiguísmo” no te hace ser un buen Publi-relacionista; el llenar una fiesta de “amigos especiales” tampoco te hará exitoso con la marca; sobre todo cuando ninguno de estos piensa usar tu marca un día después.

Esto es mucho mas grande y mas serio, las herramientas y el “¿cómo?” son muy importantes para construir una buena imagen de la marca a largo plazo; esta pregunta siempre vendrá después de un ¿qué vamos a hacer?

En conclusión, espero aclarar un poco la sonrisa de varios expertos que se encargan de manejar las Relaciones Publicas de una marca o empresa cuando les dicen “eres bien PR” y exitoso cuando saludan a varias personas en un restaurante o evento.

Así no se construye una imagen, ¿cuál es la tuya?

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL