¿Rebranding o no rebranding? ¡He ahí el dilema!

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Rodrigo Méndez Metaverso

Todos necesitamos una renovación cada cierto tiempo, ¿no lo crees? Ya sea en nuestro armario, en nuestro hogar o en nosotros mismos con un cambio de look que nos dé una imagen más fresca y actualizada de nosotros. Y esto, no es una excepción para las marcas.

Sin embargo, a una marca no se le cambia el look, se le hace un rebranding, el cual, consiste en modificar los elementos que más la identifican, por ejemplo: logotipo, eslogan, tipografía, mensaje e incluso el nombre.

¿Por qué una marca requiere de un rebranding? Para lo mismo que nosotros nos hacemos algún cambio de vez en cuando, ¡para vernos mejor! Y, específicamente en una marca, sirve para cambiar la perspectiva o la opinión de los consumidores o expandirse a un nuevo mercado a través de otras oportunidades de negocio.

Sin embargo, el rebranding tiene que ser estratégico. Además, no en todos los tipos de rebranding es necesario cambiar toda la esencia de la marca. Muchas veces con algunos cambios sutiles es más que suficiente.

Pero, ¿cómo saber qué es tiempo de que tu marca haga rebrading? Algunas razones pueden ser las siguientes:

  • Tu mensaje es un poco obsoleto o anticuado
  • Tus objetivos de negocio han cambiado
  • Han aparecido nuevos competidores
  • Estás intentando una nueva estrategia de marketing
  • Tu público objetivo está cambiando

Ahora, ¿cómo puedes comprobar que un rebranding es justo lo que tu marca necesita? Puedes aplicar algunas estrategias de social listening para saber qué es lo que opinan los consumidores de tu empresa.

Cuando escuchas a tu público y pones atención a lo que dicen de ti, puedes obtener información realmente valiosa que te ayude a detectar tus debilidades para después implementar estrategias para reforzar tu marca.

Si has llegado hasta aquí y estás pensando que efectivamente tu marca necesita un cambio, debes saber que existen diferentes tipos de rebranding. Cada uno se adapta a las necesidades que tu marca tenga. Estos son los siguientes:

  • Branding proactivo: renuevas tu imagen para adaptarte a las circunstancias actuales. Tus valores se quedan intactos, pero “el físico” de tu marca tiene cambios notorios.
  • Branding reactivo: utilizado especialmente cuando la marca busca superar una crisis o quiere sumarse a una causa social.

Considera el rebranding si estás realmente seguro de que tu marca necesita ese refresh, de lo contrario, podrías confundir a tu audiencia y perder lo que mucho te costó construir.

Si requieres hacer un análisis detallado de la situación de tu marca y confirmar si necesitas un rebranding, ¡escríbeme! Te comparto mi correo: rodrigo.mendez@freelan.com.mx

 

Otras notas que también te pueden interesar:

Estrategias para hacer rebranding y no morir en el intento

“Un desastre total”, dice Volkswagen de haber “bromeado” con rebranding

C&A cambia de imagen: Este es su nuevo rebranding

Sé parte de InformaBTL

Únete a más de 25 mil lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de marketing de consumo, BTL y retail tu correo.

Populares

Contenido Premium

Recomendación del día
Más sobre Below The Line

Artículos relacionados

You don't have credit card details available. You will be redirected to update payment method page. Click OK to continue.