Ante las millones de muertes en todo el mundo a causa de la pandemia, el tema COVID-19 debe ser cuidadoso. Si bien las empresas padecen fuertes pérdidas económicas ante la crisis sanitaria, generar una estrategia a base de engaños no es una opción, sobre todo cuando atañe directamente al virus.

Las certificaciones han brindado durante décadas al consumidor la seguridad y confianza de que una compañía cumple con ciertos estándares de calidad que valen el precio que paga por sus productos o servicios. Sin embargo, hoy en día pueden jugar en contra de su salud.

Algunos negocios idearon la macabra idea de generar sellos. Sin instituciones que puedan certificar tales circunstancias, generaron una especie de garantía COVID Free, con la que señalan que un establecimiento está libre del virus, sin que realmente eso sea posible.

Aunque la oferta de un negocio libre de COVID-19 sería ideal para ofrecer al cliente, con millones de ellos dispuestos a pagar por algo así, resulta poco ético prometer algo que no se puede cumplir y más allá de eso, pone en riesgo la salud, ya que el consumidor puede confiarse y descuidar sus normas sanitarias, lo que puede derivar en la muerte.

En México, esto comenzó a utilizarse en la industria del turismo, en Cancún y el director del Consejo de Promoción Turística de Quintana Roo (CPTQ), Darío Flota, tuvo que aclarar que el término de la certificación COVID Free , aunque “tiene pegue, en la práctica no puede ser utilizado”.

Imagen: Bigstock

El tema es tan serio, que en España por ejemplo, la Confederación Española del Comercio alertó de que esta proliferación de sellos COVID Free” no son “garantía de seguridad y pueden resultar contraproducentes al provocar que los consumidores relajen las medidas de seguridad”.

Actualmente no existe una institución que avale algo así porque es imposible que un negocio esté libre de COVID de forma permanente, lo que podrían indicar los sellos es “sanitizado”, por ejemplo, pero lo demás en una estafa para el consumidor.

Es así como tu negocio debe evitar a toda costa tener estos sellos placebo que pueden traer más problemas con la Ley y con lo consumidores, que los clientes que pueda atraer.

Te recomendamos:

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL