El punto de venta es uno de los espacios más importantes para las marcas, puesto que este sitio es un sitio de encuentro entre el consumidor y el firma. Sin embargo, no todos los clientes que entrar en un la tienda están en la misma etapa en el funnel de compra. Hay algunos que, por poner algún ejemplo, ya están en la etapa de recompra, mientras que hay otros que pasan entrar por primera vez en un embudo de ventas específico. Las empresas deben tener esto muy presente con la finalidad de generar acciones específicas que impulsen al consumidor a adquirir un determinado bien.

Es necesario generar planes de acción para cada uno de los procesos que componen un funnel de compra para un cierto artículo.

Por ejemplo, si se está trabajando con shoppers que entran por primera vez en el proceso el funnel de compra es necesario prestar mucha atención a la generación de un buen brand awareness, con la finalidad de que el cliente no sólo conozca la firma en cuestión, sino que la ubique bien y que la logré diferenciar claramente del resto de la competencia.

En cambio, si el cliente se encuentra en la etapa de decisión en el funnel de compra, es necesario orientar las acciones de marketing para que los shoppers se decidan por adquirir nuestra firma y no por alguna otra. Para lograr esto podemos centrarnos en generar un packaging más llamativo y que conecte mejor con el público meta, también se pueden realizar distintas acciones en el punto de venta cómo colocar material POP.

En el caso de que el shopper se encuentre en la etapa de recompra, para fomentar nuevamente su tránsito en el embudo de compra habrá que prestar particular atención en el servicio y la atención al cliente. Además es necesario generar ofertas atractivas.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL