En otros artículos hemos mencionado que una parte importante tanto de la estrategia de venta como de las etapas de la misma es conocer al consumidor. Muchas empresas se toman esto muy en serio y han apostado por distintas formas para saber más sobre sus compradores. Un ejemplo de esto es la psicología del consumidor, acerca de la cual te hablaremos más en las siguientes líneas.

¿Qué es la psicología del consumidor?

Una definición elemental pero funcional es la siguiente: la psicología del consumidor es la interfaz entre la mercadotecnia y la psicología, cuya finalidad consiste en conocer los hábitos de consumo y el proceso de decisiones de compra (entre otros aspectos) de quienes adquieren un producto.

Dicho en otras palabras, la psicología del consumidor nos sirve para entender los procesos internos de compra de un compr, por qué elige un producto a otro, qué es lo que le atrae, etc. Todo esto es analizado a través de métodos psicológicos, tanto cualitativos como cuantitativos.

¿Cuáles son las ventajas de la psicología del consumidor?

Quizá la ventaja más lógica es el aumento de ventas. De hecho, es una de las razones principales por las que muchas empresas destinan buena parte de sus ingresos para desarrollar estudios sobre la psicología del consumidor. Sin embargo, otras de las finalidades con las que cuenta es presentar productos cuyas características sean del agrado de quien las compra.

Una ventaja más de esta rama de la psicología sería la de reducir los costos en las campañas de venta. Si ya se conoce de antemano qué lo que quiere el consumidor y cómo lo quiere, no queda más que ofrecérselo.

¿Cuáles son algunos ejemplos de la psicología del consumidor aplicada?

Un ejemplo muy concreto de la psicología del consumidor aplicado es el diseño de los empaques de algunos productos. Por ejemplo, si se quiere vender una bebida fresca, usualmente se utilizarán colores fríos (azul, morado y verde) para la presentación del producto. Otro ejemplo consiste en que si los compradores de cierto centro comercial tiene una predilección por los productos frescos, se pueden colocar las panaderías en su entrada, las cuales llamarán su atención por medio del olor al pan recién hecho.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL