El promotor en punto de venta es un agente clave para la marca, ya que sin su gestión de los productos no es posible que se pueda mostrar el valor del producto al consumidor. 

Sus principales funciones incluyen mantener una buena presentación de los productos, generar la rotación del producto o realizar demostraciones de los mismos.

Sin embargo, ¿la promotoría sigue siendo eficiente para entregar o mostrar el valor de una marca? En entrevista, Alberto Aparicio, director general de la Agencia Proaarm, afirmó que la promotoría es clave en el punto de venta, debido a la captación de nuevos clientes.

“Actualmente como usuarios pensamos o creemos que podemos saberlo todo de un producto nuevo a través de contenido multimedia ya sea un video, carteles, etc. Sin embargo, nunca habrá mejor manera de conocer las cualidades y beneficios de un producto o servicio sin un primer acercamiento por parte de la misma marca, es por ello que la promotoría no dejará de ser importante en punto de venta, pues con esto el consumidor tiene una mejor visión de lo que le interesa y lo que desea consumir”.

Respecto a los resultados de negocio que se pueden obtener con la promotoría señaló que la captación de nuevos clientes, ya que “la finalidad de una promotoría es la venta directa con el consumidor final, de tal forma que genera una necesidad en el cliente dando el producto que promueven la mejor opción para satisfacer dicha necesidad, lo cual va de la mano con la fidelización del cliente, mostrando siempre esa continuidad que la marca le da a sus clientes”.

El estudio sobre Inversión en BTL 2019 realizado por el Departamento de Investigación de InformaBTL, muestra que la inversión en actividades de promoción alcanzará los 4.2 millones de pesos en 2019, categoría donde se incluye a la promotoría.

Te recomendamos:

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL