• Los ingresos generados por el mercado del big data ha pasado de los 22.6 a los 49 MMDD, del 2015 al 2019, según datos Wikibon.

  • El tamaño del mercado global de la data usada en el marketing fue de 26 MMDD para el 2019, según datos de OnAudience.

  • De acuerdo con datos de Statista, el volumen de información creado en el mundo llegará a los 50.5 zetabytes para este 2020.

Uno de los grandes retos a los que se enfrentó en su momento el marketing fue a la medición de los resultados que surgían de cada acción. Pensemos en un OOH hace 40 años. Salvó que se realizará un encuesta a un segmento amplio de la población, difícilmente se podía saber si había funcionado como se esperaba, o no. Con la llegada de los medios digitales, la tarea se simplificó considerablemente, ya que la información se podía estructurar más sencillamente. No obstante, la cantidad de datos disponibles fue, en su momento, abrumadora. En este momento es cuando surge el big data.

El big data fue comenzado a utilizar en el marketing como parte de la analítica avanzada. Uno de los principales motivos por los que está herramienta empezó a ser usada en la mercadotecnia es porque ofrecía la posibilidad de tener un mayor control sobre las variables relacionadas con una determinada acción, por lo que a través de análisis de la información se conoció de mejor manera qué si funcionaba y qué no.

Adicionalmente a lo anterior, a través de big data Se puede tener no sólo una mejor visualización de los resultados de cada acción de marketing, sino que también se puede tener conocimiento valioso y cualitativo.

El big data junto con el small data permitió comprender de manera más científica y fundamentada los causas y efectos de cada una de las acciones de marketing que se realizan, esto desde dos perspectivas: la cuantitativa y cualitativa.

Siempre que sea posible y que los recursos de una deter.knada área así lo permitan será conveniente hacer uso de herramientas como el big data.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL