La publicidad nativa o native advertising es una estrategia muy particular, ya que permite hacer llegar contenido al consumidor de formas orgánicas y poco invasivas. Gracias a su efectividad, se ha vuelto una herramienta de gran valor para múltiples marcas.

Esta rama de la publicidad, recibe el nombre de native advertising debido a que nace gracias al propio contexto en que se integra. Siendo así, las redes sociales y otros canales digitales, son el ecosistema perfecto para desarrollarse.

No obstante y aún con las bondades que caracterizan a esta estrategia, el Native Advertising Institute advierte que existen 5 mitos que frenan su éxito, desmintiéndolos con base en el estudio nativo, realizado por el periódico Børsen.

Mito 1. La publicidad nativa funciona mejor si los lectores piensan que es contenido editorial.

Los encuestados del estudio nativo se mostraron positivos ante los anuncios que vieron (que no eran parte de contenidos editoriales), señalando incluso que podrían resultar una fuente de inspiración.

Mito 2. Los lectores nos verán como manipuladores si hacemos publicidad nativa.

Aunque la clave de la publicidad nativa es crear contenido que el consumidor no perciba como publicidad, los encuestados no consideran esta estrategia como una forma de manipulación, sino como un mensaje que llegó a ellos por casualidad.

Mito 3. La gente no puede recordar que marca ha creado el contenido.

Los participantes en el estudio señalaron que resulta más fácil recordar a las marcas que crean mensajes claros y sin contenido de adorno.

Mito 4. La mayoría de las personas no pueden distinguir la diferencia entre contenido nativo y editorial.

Al respecto, los consumidores muestran una claridad total sobre lo que están viendo, reconociendo cada contenido con base en sus diferencias.

Mito 5. Contar nuestras historias a través de publicidad nativa arruinará nuestra estrategia de relaciones públicas.

Es importante mantener separada una célula empresarial de otra. De modo que aunque la publicidad y las relaciones públicas deban ir de la mano, no atropellen sus resultados entre sí.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL