Era 13 de julio de 1930, cuando en el Estadio Pocitos, ubicado en Montevideo, Uruguay, se dio el silbatazo que daba inicio al primer partido de futbol jugado en la historia del evento deportivo más visto en el mundo: la Copa Mundial.

Organizado y respaldado por la Fédération Internationale de Football Association​ (FIFA), el Mundial de Futbol es, hasta la fecha, uno de los eventos deportivos de mayor audiencia a nivel internacional, en el que empresas de diversas industrias y medios de comunicación, hacen acto de presencia para tener la mejor cobertura y acaparar la atención de millones de espectadores alrededor del mundo.

Aun cuando la Copa Mundial es un evento deportivo, realizado y regulado por un organismo encargado de gobernar al resto de las federaciones en el planeta, también es concebida como una marca, y como tal ostentaba un valor de 229 millones de dólares, hasta 2017, según información de Statista.

Gracias a este magno evento deportivo, la FIFA se ha hecho acreedora a importantes ingresos anuales. Tan sólo en 2012, por dicho concepto, esta federación obtuvo 1,166 millones de dólares; para 2015 la cifra se elevó a 544 millones, y estimaciones realizadas por la propia FIFA sugieren que para este año sus ingresos alcanzarán los 3,996 millones de dólares.

Pero los fanáticos de este deporte y del evento mismo, no son los únicos que ansían la celebración de este torneo internacional. La industria BTL y retail, también son otros sectores que desean no sólo ser espectadores, sino también formar parte de la alineación de empresas involucradas, directa o indirectamente en este evento deportivo.

Si deseas consultar completo este y otros artículos, te invitamos a suscribirte a nuestra revista. Sólo da clic aquí y podrás hacer tu suscripción.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL