Con la finalidad de proteger el futuro del deporte, Nike lanzó la iniciativa “Move to Zero” que tiene como objetivo ayudar a cuidar el medio ambiente. 

El impacto de los problemas ambientales ha impactado el trabajo de los atletas. En Estados Unidos, se han implementado medidas para mantener a los jugadores seguros, por ejemplo, se han establecido prácticas más cortas o incluso cancelado juegos para evitar consecuencias en los atletas.

Según Nike, sino se realiza ninguna acción contra el cambio climático en Estados Unidos es probable que en estados como Luisiana, Texas y Mississippi el tiempo que puede pasar un atleta en el campo se vea reducido considerablemente para 2050.

Una de las prácticas que corre un alto riesgo por el cambio climático es la práctica de deportes en nieve. Cabe señalar que el número de días en que una persona puede practicar snowboard de calidad ha disminuido en un 7 por ciento durante los últimos 30 años, y se prevé un reducción entre un 11 y 22 por ciento para 2050, sino se realiza ninguna acción al respecto.

Es por eso que Nike a través de “Move to Zero” busca eliminar el uso de plástico de un solo uso, así como proveer sus centros logísticos de energías renovables. Entre las acciones que contempla esta iniciativa se encuentran las siguientes: impulsar operaciones con energía 100% renovable para 2025, reducir emisiones de carbono en su cadena de suministro, destinar más de mil millones de botellas de plástico para crear hilos para nuevas camisetas, entre otros.

No más plástico

Burger King es otra marca que recientemente anunció medidas para impulsar el cuidado del medio ambiente. En Reino Unido, la marca anunció la eliminación del exceso de plásticos en su manejo de residuos, además de ya no incluir juguetes de plástico en sus menús para niños. Esta medida forma parte de la iniciativa “The Meltdown” lanzada en Europa.

Te recomendamos:

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL