Una app  (abreviatura de la palabra aplicación en inglés “application”) es un programa que se instala en un dispositivo móvil, puede ser teléfono o tableta, que se puede integrar a las características del gadget, como su cámara o sistema de posicionamiento global (GPS).

Más notas relacionadas con mercadotencia interactiva:
Cómo conectar a mercadólogos con consumidores vía smartphones: algunas claves
Claves para cooptar a los consumidores socialmente responsables
Selfies como estrategia de marketing: Los Muppets en Instagram

Las apps han significado hoy en día una verdadera innovación en los negocios y han traído resultados exitosos para muchas compañías, sin embargo,  otras se han quedado sentadas esperando a que les llegue ese momento de gloria que aparentemente tendrían por el simple hecho de crear una.

La gran pregunta es ¿Por qué a algunas les funciona y a otras no?. Esto lo responde un artículo publicado por el sitio Roastbrief, perteneciente a la empresa de Publicidad XY Asociados, donde explican que la principal causa de que algunas apps no “peguen” o den buenos resultados es porque no se realizó una correcta investigación del mercado, y solamente teniendo un profundo conocimiento de éste  es que se puede aspirar a una demanda satisfactoria.

Es por eso que se han generado diversos mitos con relación a dicha práctica. A continuación parte de lo que este interesante artículo señala:

  1. Las apps son difíciles de hacer: Lo que realmente resulta difícil es contar con el tiempo y la inversión necesaria. Si se cuenta con una persona que tenga los conocimientos suficientes en programación y sistemas no deberían existir mayores problemas.

  1. El desarrollo de las apps es muy caro: Si la empresa que la requiere es pequeña, por supuesto significará una fuerte inversión, sobre todo teniendo en cuenta que los resultados no están del todo asegurados en este rubro.  Es más probable que una empresa grande logre desarrollar  y explotar una aplicación, gracias a su amplio posicionamiento, que una pequeña, sin embargo el éxito tampoco está asegurado.

  1. El retorno de la inversión es inmediato: Las aplicaciones deben ser llamativas y útiles para el usuario, de ahí que puedan generar un retorno de inversión  (ROI) satisfactorio. Cabe mencionar que la demanda de las mismas depende sus objetivos, la difusión que se les dé y el interés que generen.

  1. Una buena aplicación tendrá éxito asegurado: Para tener un panorama amplio sobre la viabilidad de la aplicación a lanzar, se debe recurrir a los mismos procesos que cuando se lanza cualquier producto (a final de cuentas una app también lo es), por ello es necesario realizar una investigación de mercados, que se planteen los objetivos y el modelo de negocio, se programen evaluaciones económicas, evaluaciones de producto y acciones de publicidad.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL