Dentro de las estrategias de promoción de una marca, la realización de eventos es una de las más efectivas y funcionales no solo para la empresa que organiza, sino también para aquellas firmas que aprovechan este escaparate para considerar el patrocinio y tener una mayor exposición.

Tal es la predilección por el desarrollo de eventos que en 2017 se convirtió en la segunda acción BTL con más inversión en México, solo debajo de las activaciones, de acuerdo con el Departamento de Investigación de InformaBTL.

Y como parte complementaria clave para la buena ejecución, contar con marcas patrocinadoras es una buena forma de incrementar el alcance hacia otras audiencias, generar engagement, conexión con el consumidor y aumentar la preferencia por las marcas participantes.

Patrocinio y su ROI en eventos

Si bien al fungir como patrocinador en determinado evento, las empresas obtienen beneficios que se traducen en promoción, exposición, presencia de marca, awareness, engagement y preferencia, también es importante hacerlo tangible, es decir, saber cómo ha sido el Retorno de Inversión (ROI) para entonces decidir si se continúa con el patrocinio, si se obtuvieron los resultados esperados, entre otros objetivos.

Para ello es necesario que se consideren ciertos factores, al momento de hacer la medición del ROI.

De acuerdo con Brandwatch, antes de patrocinar un evento las empresas deben realizar una investigación previa para definir a qué target quieren llegar, bajo qué dinámica, con qué marca desean aliarse, si se desea centrarse en clientes o prospectos, entre otras cuestiones que son pertinentes hacerse antes de patrocinar. Posterior a ello es necesario que se conozcan qué características comparte el público de la marca y la propia, para saber si es conveniente o no y así llegar al evento adecuado.

Cuando ya se ha elegido qué evento patrocinar, el siguiente paso es dar seguimiento a las conversaciones generadas en torno al evento y a la presencia de la marca patrocinadora. Esto es algo que se ha tornado relativamente más sencillo con el auge de redes sociales, dado que es ahí donde se genera este tipo de conversaciones que dan pie a medir reacciones incluso en tiempo real.

Se debe hacer una agrupación de fuentes de datos, de tal modo que sea más sencillo medir el éxito y resultados de la estrategia y tomar decisiones a tiempo que permitan también crear otras acciones a la par de un evento y que quizá no se tenían contempladas.

Y ya posterior al evento y concluido el patrocinio en ese momento, Brandwatch sugiere tener un monitoreo de todo lo que usuarios en redes sociales y otras plataformas comenten y hagan, sin dejar de lado la medición de ventas efectuadas en el evento o posterior a el.

 

Descarga gratis la plantilla para calcular el ROI

 

 

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL