Marketing político y BTL rumbo al 2018: la imagen pública de un candidato

Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
Pensemos en un candidato como una marca, la cual tiene que diseñarse con cuidado para que tenga un impacto importante en el público.

Pensemos en un candidato, sea el puesto que quiera ocupar, como una marca. Al igual que se hace con cualquiera de algún producto, hay que construirla e irla trabajando con el tiempo. Como si fuera el logo, la imagen del candidato no sólo debe estar bien cuidada, sino que necesita tener una buena planeación para que funcione como elemento estratégico para atraer al votante. La finalidad, como toda acción final en el marketing político BTL, es realizar una conversión: que voten por ellos. En este artículo de Marketing político y BTL rumbo al 2018 te platicaremos más acerca del tema.

Pero, ¿por qué es tan importante la imagen de un candidato? MPR Group en su sitio oficial nos ofrece algunas ideas. La página menciona que fue a partir de la campaña presidencial entre Richard Nixon y John F. Kennedy, en lo que se conoce como el Gran Debate, es que la gente se percató de la influencia con la que cuenta la proyección de la persona que se postulaba a un cargo de elección popular. También se menciona que se le debe dar gran importancia a la imagen, debido a que el 93% de la información la adquirimos visualmente.

Distintos medios como Centro Político, Política y Protocolo, además de MPR Group, mencionan lo mismo: si bien la imagen tiene un peso especial en el momento de la persuasión, debe ser coherente con las ideas que transmite de modo verbal.

Debido a la ingente cantidad de información que iremos distribuyendo a lo largo de los artículos de Marketing político y BTL rumbo al 2018, por ahora sólo nos concentraremos en algunos detalles elementales.

Aunque es usual ver a un candidato con ropa ligeramente informal (para crear una percepción de estar cercano al pueblo), cuando lo miramos en algún evento público importante, usualmente llevará un traje o vestido azul, ya que es un color que transmite confianza, al par de que se buscará que otros de sus elementos como accesorios, camisas y zapatos tengan un buen contraste.

Como explica Cícero Comunicación en su portal electrónico, al momento de hablar en público se debe evitar permanecer estático. Si es posible moverse moderadamente por el escenario, está bien.

En lo que respecta al movimiento de las manos, se pueden usar como apoyo para enfatizar ideas; empero, ningún movimiento debe repetirse constantemente, puesto que se generará una percepción de artificialidad. También es importante mantener una postura abierta en todo momento.

Cuando el candidato está ante el público, es importante mirarlo a los ojos. Resulta evidentemente que no se puede ver a todo el auditorio al mismo tiempo, pero por periodos moderados, debe fijarse la mirada por zonas, siendo la central (la que le queda de frente al orador) a la que se le tiene que dar mayor peso.

A continuación, para apreciar cómo se desarrolla la proyección de la imagen en la política, te dejamos los ejemplo de los políticos de las coaliciones que buscan ganar la presidencia de México

Finalmente, te dejamos un ejemplo un tanto más gracioso, pero mucho más gráfico sobre la importancia de la proyección de imagen de un candidato.

Sé parte de InformaBTL

Únete a más de 25 mil lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de marketing de consumo, BTL y retail tu correo.

Populares

Contenido Premium

Recomendación del día
Más sobre Below The Line

Artículos relacionados

You don't have credit card details available. You will be redirected to update payment method page. Click OK to continue.