activ.jpgSofia, Bul.- Para demostrar los efectos de un tratamiento anti-arrugas, la agencia Reforma realizó una campaña Below the line interactiva en la cual aplicó la ayuda de tecnologí­a para implementar un juego que llamó más la atención de los niños y que estuvo dirigido a mujeres de edad adulta.

La estrategia consistió en colocar un stand con un anuncio sensible al tacto, con la imagen de un personaje femenino y el mensaje que se encontraban impresos en un papel arrugado, cuando el público pasó la mano sobre el diseño, este se corregí­a de forma que quedó liso.

activ1.jpg

activ2.jpg

Fotos: adsoftheworld

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL