Ya que se está en la planeación de una empresa, también hay que considerar abrir mercado en internet. Para entrar en el terreno web, lo primero que hay que pensar es el Dominio.

Hay que hacer la diferencia entre la Marca, el Nombre comercial y el Dominio.

Marca es el título de la empresa que se va a utilizar para distinguir entre otras empresas del mercado. Ejemplo: una empresa que ofrece servicio de limpieza adopta la marca “Limpieza de Antesala S. C. V.”

El Nombre comercial es el título que permite a la empresa ser identificada e impulsarla en situaciones de publicidad. Ejemplo: la empresa de limpieza se pone el nombre comercial de “Limpia Antesala”

El Dominio es ese nombre con el que la empresa va a aparecer en internet y será la dirección url con la que se accederá a la página. Ejemplo: la empresa de limpieza adquiere el dominio “antesalita-limpia.net”

Con esta dirección electrónica todo el mundo podrá conocer los productos o servicios de una empresa.

El dominio es también un nombre con el que se da a conocer una marca en la web. Es por ello que no es menos importante, al contrario, un buen dominio puede ayudar de manera significativa a posicionar una firma en el ciberespacio.

Los motores de búsqueda valoran el dominio para que los usuarios lleguen a una página antes que a la competencia.

La elección del dominio

  • Lo más sencillo sería elegir uno que esté directamente relacionado con el nombre comercial de una empresa.

Sin embargo, en caso de ser un nombre común, es muy probable que el dominio esté ya siendo usado o haya muchos muy parecidos.

Además, los buscadores como Google, Yahoo y otros, no lo van a posicionar en los primeros resultados.

Dado que la marca es un nombre que fue creado para ser innovador y casi inolvidable, será fácil de ubicar.

No obstante, debe de ser un nombre comercial muy corto (no más de 20 caracteres) y no va a decirle mucho a los cibernautas que recién van a conocer la marca.

Los browser tampoco quieren este tipo de dominios.

  • Emplear palabras clave, creativas junto a la marca

La misma creatividad del dominio va a ser atractiva y va a generar muchos beneficios para las visitas. Hay que favorecer un dominio explícito y funcional.

Un dominio dinámico y memorable es la mejor opción, éste debe de jugar con la propuesta que quiere dar una marca.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL